Las Provincias

La Policía mata en Berlín a un refugiado que quería atacar a un presunto agresor sexual

Policías junto a la entrada de un albergue para refugiados en Kruppstrasse (Berlín).
Policías junto a la entrada de un albergue para refugiados en Kruppstrasse (Berlín). / Gregor Fischer (Efe)
  • El incidente tuvo lugar el martes por la noche junto a un centro de emergencia para refugiados en el barrio berlinés de Moabit, que alberga a unas 250 personas

Un refugiado iraquí de 29 años ha muerto tiroteado por la Policía de la ciudad alemana de Berlín después de que este tratara de atacar con un arma blanca a un hombre investigado por agresión sexual al que acusaba de haber abusado de su hija.

"Un hombre de 27 años contra el que se ha abierto una investigación por presunta agresión sexual fue detenido y llevado a un vehículo policial", ha explicado la Policía en un comunicado difundido este miércoles y recogido pro el servicio de información alemán Deutsche Welle.

"Cuando estaba entrando en el vehículo, un hombre de 29 años con un cuchillo ha salido del refugio en dirección hacia el hombre. Después de que ignorara las múltiples llamadas para que se detuviera, los agentes de Policía dispararon contra él", ha añadido.

El incidente tuvo lugar el martes por la noche junto a un centro de emergencia para refugiados en el barrio berlinés de Moabit, que alberga a unas 250 personas. El portavoz de la Fiscalía estatal de Berlín, Martin Steltner, ha confirmado que el hombre que estaba siendo detenido ya iba esposado cuando iba a ser atacado.

Steltner ha indicado que tres agentes abrieron fuego contra el atacante, pero que no ha podido confirmar, como algunos medios han indicado, que el hombre abatido ya había atacado a otro acusado de abuso sexual. La Policía ha abierto una investigación en torno al incidente, como ocurre de forma automática en Alemania cuando se registran incidentes con munición real.

Por su parte, el portavoz de las autoridades locales, Sascha Langenbach, ha explicado que el fallecido era "padre de tres niños de tres a ocho años". Los medios locales apuntan a que su hija había sido víctima de agresión sexual por parte del varón que estaba siendo detenido.

"La familia ha sido trasladada a otro centro. Nos hemos asegurado de que los niños y la madre tengan asistencia médica y psicológica", ha indicado Langenbach. Próximamente se les trasladará a otro centro en el que puedan continuar con terapia psicológica en su lengua vernácula.