Las Provincias

Cuatro detenidos en Grecia por su relación con los yihadistas de Bélgica

  • La operación se ha desencadenado a raíz de una petición de la Interpol, que detectó que los radicales de Verviers mantenían contacto habitual con territorio heleno

La Policía griega ha detenido a cuatro personas de origen árabe en relación con la célula yihadista desmantelada el pasado jueves por la Policía belga, en una operación en la que murieron dos presuntos terroristas.

Según filtraciones a la prensa local, entre los detenidos se encontraría un hombre de 27 años de edad, que podría ser el "cerebro" de la célula y quien desde Grecia mantuvo contacto regular y coordinaba las acciones del grupo de Verviers (este de Bélgica). Medios belgas aseguran que el hombre que hacía las llamadas telefónicas desde Grecia es hermano de uno de los dos presuntos yihadistas que murieron a manos de la policía en la citada operación antiterrorista.

De acuerdo con esas informaciones, se trata del ciudadano belga de origen marroquí Abdelhamid Abaaoud, conocido como Abu Omar Sussi, que partió a luchar en las filas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria y ahora reside en Grecia. La escucha de las conversaciones telefónicas permitió a la Policía descubrir que la célula yihadista desmantelada pretendía atentar en territorio belga, así como identificar a quien movía los hilos desde un punto de vista operacional y financiero.

Tras la operación antiterrorista en Bélgica, la Fiscalía federal belga presentó ayer cargos contra cinco de las trece personas que habían sido detenidas. Según las filtraciones policiales a la prensa local griega, las características del hombre detenido hoy en un barrio de Atenas coincidían con la descripción ofrecida desde Bélgica.

Pruebas y registros

La Policía le ha tomado pruebas de su material genético y las huellas dactilares que serán enviadas a Bruselas para su identificación. Sobre los otros tres sospechosos no se ha filtrado más información, pero según el portal informativo in.gr, una fuente de la policía señaló que no está claro que sean yihadistas.

Fuentes citadas por 'Kathimerini' señalan que ya en noviembre Francia solicitó a las autoridades griegas que entrevistaran a tres familias que habían intentado viajar de Francia a Siria para unirse a la guerra. Los 16 individuos fueron interrogados durante doce horas por agentes griegos y sus coches fueron registrados. Como no se halló nada sospechoso, todos ellos fueron escoltado hasta que subieron a un transbordador que les llevaría a Italia.