Las Provincias

Francia moviliza un portaaviones para reforzar su lucha contra el yihadismo

vídeo

Un avión 'Rafale' despega del portaaviones 'Charles de Gaulle'. / Foto: Anne-Christine Poujoulat (Afp) | Vídeo: Atlas

  • Enviará a Irak al 'Charles de Gaulle', la joya de la Marina gala, para intervenir con "todavía más fuerza e intensidad" contra el Estado Islámico

  • Hollande encarga una revisión del plan de reducción de efectivos de las Fuerzas Armadas para determinar si conviene variar el ritmo de recortes a raíz de los últimos atentados

El presidente de Francia, François Hollande, ha confirmado que se ha movilizado al portaaviones 'Charles de Gaulle' para intervenir en Irak con "todavía más fuerza e intensidad" en caso de que sea necesario.

En un discurso ofrecido a las Fuerzas Armadas desde ese portaaviones cerca de la base de Tolón, en el sur del país, el jefe del Estado ha indicado que su movilización se justifica por la situación actual en Oriente Medio. El portaaviones, según ha recalcado, trabajará "en estrecho vínculo" con las fuerzas de la coalición internacional y permitirá disponer tanto de "los medios de proyección en caso de tensiones adicionales" como de "información preciada" para mejorar la intervención en ese país contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI)

El 'Charles de Gaulle', joya de la Marina francesa, es en palabras de Hollande "un instrumento de fuerza y de potencia", "símbolo" de la independencia de Francia, que "manifiesta la capacidad política, militar y diplomática" del país.

A bordo, según recuerdan los medios franceses, viajan 2.000 marines, doce cazas de combate 'Rafale' y nueve 'Súper Étendard', cuatro helicópteros y un avión de vigilancia. Le acompañan además como refuerzo un grupo aeronaval compuesto por una fragata de defensa antiaérea, un submarino nuclear de ataque y un petrolero para su suministro, por lo que, según resume el diario Le Parisien, se trata de un "pequeño Ejército".

Revisión del plan de recortes en las Fuerzas Armadas

El discurso de Hollande llega en un momento en que se ultima para esta noche el despliegue en el país de 10.500 militares para garantizar su seguridad interior, cifra con la que por primera vez se supera el número de soldados movilizados en el extranjero (8.500) y que se produce en respuesta a los atentados de la semana pasada. El presidente ha subrayado que se deben conjugar al mismo tiempo las amenazas que llegan del interior y del exterior, y ha explicado que la decisión de recurrir al portaaviones se toma con el objetivo de hacer frente al terrorismo.

Consciente de que la situación es "excepcional", Hollande ha avanzado además su intención de que se revise en la ley de programación militar para 2014-2019 la previsión de reducir en más 24.000 el número de efectivos en el Ejército en ese periodo.

El jefe del Estado ha indicado que ha pedido al titular de Defensa, Jean-Yves Le Drian, que le transmita sus propuestas de aquí a finales de semana, y ha informado de que el próximo miércoles se celebrará un consejo de defensa al respecto.