Las Provincias

Sarkozy vuelve a la primera línea política

Nicolas Sarkozy.
Nicolas Sarkozy. / Afp
  • El expresidente galo anuncia en Facebook su candidatura a la presidencia de la UMP

  • Quiere un "nuevo proyecto" y busca "transformar" el partido de centroderecha

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy ha anunciado este viernes su candidatura a la presidencia de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y ha confirmado así su vuelta a la primera línea política, en la que espera "transformar de pies a cabeza" su partido.

Sarkozy ha reconocido que, tras el "honor" de haber servido a Francia como presidente, decidió "retirarse" de la vida política. Tras un tiempo de "reflexión profunda" y de escuchar las "esperanzas" y "decepciones" de la ciudadanía, el antiguo líder de la UMP ha decidido volver, ya que ha percibido que gran parte de la ciudadanía no cree "en nada ni en nadie".

"Sería una forma de abandono quedarme de espectador ante la situación en la que se encuentra Francia, ante la fragmentación del debate político y la persistencia de divisiones en el seno de la oposición", ha destacado Sarkozy, en un mensaje difundido a través de su perfil oficial de Facebook.

Tras el análisis, y en un escenario de "ausencia de toda esperanza", Sarkozy ha decidido confirmar lo que se ha venido especulando desde hace meses. "Soy candidato a la presidencia de mi familia política", ha añadido, anunciando así su aspiración a unas primarias aún sin fecha concreta a las que también concurrirá el ex primer ministro Alain Juppé.

Sarkozy, que continúa siendo una de las figuras políticas más populares, confía en que una mayoría pueda "convencerse" de la "fuerza" y la "sinceridad" de su "compromiso al servicio de Francia".

Transformar la UMP

El antiguo presidente quiere "transformar de pies a cabeza" su propia formación, con el objetivo de liderar "un nuevo proyecto" con un "nuevo modo de funcionamiento adaptado al siglo".

"Lo haré tratando de lograr la mayor concentración, con la voluntad de apaciguar tensiones y al mismo tiempo suscitar el interés de todos los que no pueden resignarse al descenso de Francia", ha añadido Sarkozy, partidario de "pasar página a las divisiones" de cara a constituir un proyecto "colectivo".

La derrota de Nicolas Sarkozy en las elecciones de 2012 sumió a la UMP en una crisis sin precedentes salpicada de luchas intestinas por el poder. El expresidente no ha aclarado en su nota si su intento por volver a liderar su partido supone un primer paso hacia una nueva carrera hacia el Elíseo en 2017, como muchos dan ya por seguro.

Sarkozy llegó a posar con una camiseta de la campaña 'Nicolas vuelve', que reclamaba el regreso confirmado este viernes. Un sondeo difundido en julio por 'Le Nouvel Observateur' situaba en el 38 por ciento la proporción de quienes abogaban por esta vuelta, mientras que un 32 por ciento querían a Juppé como candidato de la UMP.

La esperada vuelta de Sarkozy a la primera línea política fue una de las preguntas planteadas el jueves a su sucesor, François Hollande, durante una rueda de prensa en el Elíseo. El actual jefe de Estado no quiso valorar directamente la posibilidad, aunque sí que reconoció que "quien gobernó el país ayer o incluso antes de ayer tiene perfecto derecho de dirigirlo mañana y pasado mañana".