Las Provincias

Los socialistas europeos firman el 'pacto de los tortellini'

Foto de familia de los participantes del encuentro
Foto de familia de los participantes del encuentro / EFE
  • Mateo Renzi reúne en Bolonia a Pedro Sánchez, al francés Manuel Valls, el alemán Achim Post y el holandés, Diederik Samson

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, orgulloso de la cocina italiana y de sus dotes de convocatoria, bautizó como "el pacto de los tortellini" la reunión de hoy con su homologo francés, Manuel Valls, y los socialistas español, Pedro Sánchez; alemán, Achim Post, y holandés, Diederik Samson.

"Los llevamos a todos a comer tortellini. Hoy firmamos el pacto del tortellino con los líderes de la izquierda europea", fue la broma que hizo Renzi a los periodistas tras reunirse con los líderes socialistas en Bolonia (norte) en el marco de la Festa dell'Unità que organiza cada año su formación, el Partido Demócrata. Y efectivamente, los líderes europeos, además de una reunión de cerca de una hora en la que intercambiaron propuestas para "relanzar Europa", también pudieron comer juntos la especialidad de Bolonia: 'tortellini'.

A todos ellos se les pudo ver comiendo en Bertolo, uno los restaurantes instalados durante toda la semana en el parque donde se celebra la Festa dell'Unità y en el que se puede degustar los famosos tortellini de la región de la Emilia Romagna. Pero Renzi fue más allá y aseguró a los periodistas que a sus visitantes no les ofrecería los tortellini con tomate que se dan a los japoneses en los menús turísticos sino que los líderes degustarían los famosos "tortellini in brodo", la pasta rellena con un caldo de carne.

El primer ministro italiano los pasados días también sorprendió a los periodistas ofreciendo un "buen helado italiano" para "quitarle hierro" a la portada de la revista 'The Economist' en la que se le representó tomándose una helado tranquilamente mientras el barco "Europa" se iba a pique. Más allá de la broma de Renzi, los líderes socialistas que participaron hoy en el acto de Bolonia sí que insistieron en la necesidad de la unión de la izquierda para acabar con la Europa actual de austeridad.

La participación de los líderes socialistas de Francia, España e Italia hoy en Bolonia ha sido vista por algunos como verdaderamente la firma de un " pacto " para hacer presión en Europa contra la rígida canciller alemana, Angela Merkel. La petición de mayor flexibilidad, la lucha contra la austeridad que están pagando los ciudadanos, la necesidad de luchar contra el desempleo y crear una Europa más cercana a la gente fueron los principales temas de los discursos que los líderes socialistas pronunciaron.

Los líderes socialistas también pasearon entre los militantes del PD italiano para hacerse fotos con ellos. Aunque el más fotografiado fue el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que no dudo en pasear durante la mañana por las casetas y los restaurantes saludando a los trabajadores y a los visitantes de este evento