Rusia expulsa a dos diplomáticos españoles por el caso del exespía envenenado

Rusia expulsa a dos diplomáticos españoles por el caso del exespía envenenado

Contando los 60 norteamericanos, los 23 británicos y los 58 anunciados hoy, Moscú ha declarado ya persona non grata a 141 funcionarios diplomáticos extranjeros

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal en Moscú

Tal y como ya adelantó el jueves el jefe de la Diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, tras declarar persona non grata a 60 diplomáticos estadounidenses, el viernes continuó el desfile de embajadores extranjeros por el Ministerio de Exteriores ruso para ser informados de las expulsiones en sus respectivos países. Entre ellos, el embajador español en Moscú, Ignacio Ybáñez Rubio, que recibió la comunicación de que dos diplomáticos de la Legación de España en Rusia deberán abandonar el país en los próximos días.

Además de Estados Unidos, que expulsó a 60 diplomáticos rusos, y el Reino Unido (23), que ya fueron objeto de contramedidas por parte de Moscú, otros 27 países se solidarizaron con Londres por el caso del envenenamiento del exagente Serguéi Skripal y su hija echando también de sus territorios a funcionarios de las embajadas y consulados rusos. De todos ellos, 23 fueron hoy represaliados con el mismo número de diplomáticos expulsados.

El embajador español acudió al Ministerio de Exteriores a las 13,30 hora de Moscú (una hora menos en España) y recibió la comunicación de que, según fuentes diplomáticas, tendrán que abandonar Rusia el agregado militar de la embajada, el coronel Ricardo Pardo, y el canciller Carlos Roa. España había expulsado el martes a dos diplomáticos rusos en el marco de las medidas de apoyo al Reino Unido acordadas en el seno de la Unión Europea.

141 funcionarios declarados 'persona non grata'

Además de España, otros 22 países recibieron notificaciones de expulsión: Albania (2 diplomáticos), Australia (1), Alemania (4), Canadá (4), Croacia (1), Dinamarca (2), Estonia (1), Finlandia (1), Francia (4), Holanda (2), Irlanda (1), Italia (2), Letonia (1), Lituania (3), Macedonia (1), Moldavia (3), Noruega (1), Polonia (4), Rumanía (1), República Checa (3), Suecia (1) y Ucrania (13). En total, 58 diplomáticos conminados a salir de Rusia. La medida ha afectado a 15 estados de la Unión Europea con 32 expulsiones.

Hay además cuatro países, Bélgica, Hungría, Montenegro y Georgia que también han expulsado diplomáticos rusos, uno cada uno de ellos, y, por el momento, no han sido represaliados con la misma moneda. Pero podrían ser objeto de las mismas sanciones, advertía un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso.

Contando los 60 norteamericanos, los 23 británicos y los 58 anunciados hoy, Rusia ha declarado ya persona non grata a 141 funcionarios diplomáticos extranjeros, algo sin precedentes en la historia de las relaciones entre Moscú y Occidente, cuyos países han expulsado a 145 rusos.

La primera en informar sobre las contramedidas contra su país, fue la embajadora de Holanda, Renée Jones-Bos. «Dos de mis colegas abandonan Moscú, Pero nosotros -el resto de la legación- seguimos aquí», aseguró. Por su parte, el embajador germano, Ruediger von Fritsch, dijo que «Alemania está interesada en que la buena relación con Rusia perviva. Seguimos abiertos al diálogo». El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, señalaba en un comunicado que «esta decisión de Moscú no es una sorpresa».

Por otro lado, el Ministerio de Exteriores ruso informó hoy a Londres que, en el plazo máximo de un mes, deberá reducir su personal diplomático en Rusia hasta igualarlo con el número de diplomáticos rusos en el Reino Unido. Por ahora, no se ha podido saber a cuántos funcionarios británicos afectará, pero, el año pasado, Rusia adoptó esa misma medida de «ajuste» con Estados Unidos y supuso la expulsión de más de 700 diplomáticos norteamericanos.

Desalojo diplomático

El jueves, el embajador estadounidense en Moscú, Jon Huntsman, fue informado de la expulsión de 60 miembros de su legación, 58 de la embajada y 2 del consulado. EE UU tendrá además que cerrar su consulado en San Petersburgo y mañana se cumple el plazo límite para hacerlo. Hoy se pudo observar un febril movimiento de vehículos diplomáticos desalojando todo tipo de enseres del edificio consular en la antigua capital imperial rusa.

Antes, el pasado 17 de marzo, Rusia expulsó a 23 diplomáticos británicos. el mismo número de miembros de la embajada rusa en Londres que tuvieron que abandonar el Reino Unido por el ataque perpetrado contra Skripal. Pero Moscú añadió a las contramedidas el cierre del consulado de Gran Bretaña en San Petersburgo y el centro de lengua y cultura British Council.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, manifestó que «no fue Rusia la que comenzó la guerra diplomática , las expulsiones». Según Peskov, «Rusia se ha visto obligada a tomar medidas de represalia en respuesta a acciones hostiles e ilegítimas». Moscú sigue insistiendo en no tener nada que ver con lo sucedido a Skripal y su hija. Exige además muestras de la sustancia tóxica y acceso a Julia Skripal.

Fotos

Vídeos