Rebelión feminista contra el velo islámico en Irán

Rebelión feminista contra el velo islámico en Irán

Miles de mujeres comparten imágenes sin hiyab en las Redes

Isaac Asenjo
ISAAC ASENJOMadrid

A finales del pasado año, una mujer fue detenida en Irán por quitarse el velo o hiyab en plena calle en protesta contra el código de vestimenta que existe en el país desde la Revolución Islámica de 1979. Quien incumple la norma es públicamente reprendida, multada o detenida. Es lo que le ocurrió a Vida Movahedi y a cerca de una treintena de mujeres. La primera - liberada tras haber permanecido bajo arresto durante 30 días- desafió las leyes subida a una caja en plena calle, se quitó el hijab y, atándolo a un palo, empezó a ondearlo. Una pequeña victoria para una mujer valiente cuyo objetivo es que las mujeres de su país decidan sobre su propio cuerpo. Alguien colgó la escena en Internet y, en pocos minutos, fue detenida. Desde entonces, es un ejemplo a seguir por decenas de mujeres que, igual que ella, se están atreviendo a romper con las leyes del régimen iraní.

A raíz de estas detenciones, decenas de mujeres valientes se han echado a la calle a través del movimiento #WhiteWednesdays, que forma parte de la campaña #MyStealthyFreedom para llevar a cabo la misma acción. Son mujeres valientes que luchan por sus libertades y la igualdad de género. La rebelión feminista ha llegado a Irán. Muchos usuarios han querido mostrar su apoyo a esta iniciativa compartiendo las fotografías a través del 'hashtag' #GirlOfEnghelabStreet.

En Irán, donde religión y política van de la mano, las mujeres poseen muchos menos derechos que los hombres y, aunque se les permita votar, conducir o ir a la universidad, la ley islámica que prevalece en el país defiende una supremacía masculina absoluta.

En los espacios públicos, la segregación por sexo es evidente y en muchos recintos la entrada principal no está permitida para las féminas, que deben acceder a través de una puerta lateral. Además, los maridos pueden vetar la decisión de sus mujeres de viajar, trabajar o estudiar bajo la justificación de proteger los intereses de la familia.

Fotos

Vídeos