Acuerdo entre Rusia y los rebeldes sirios para mantener la seguridad en Ghouta Oriental

Militares en Ghouta Oriental. / EFE

Las autoridades rusas cerraron la alianza en el marco de unos diálogos de paz en El Cairo

COLPISA / AFPMadrid

Las autoridades rusas cerraron un acuerdo con los rebeldes sirios, en el marco de unos diálogos de paz en El Cairo, para garantizar la seguridad en la región siria de Ghouta Oriental, según anunció este sábado el ministerio ruso de Defensa.

"Se firmaron acuerdos para la puesta en marcha de una zona de 'desescalada' en el enclave de Ghouta Oriental", declaró el ministerio en un comunicado, precisando que el acuerdo se había alcanzado al término de unas conversaciones entre responsables rusos y opositores moderados en la capital egipcia.

Las fronteras de la zona en la que se prevé aplicar el mecanismo "fueron definidas, como los lugares del despliegue" de las fuerzas encargadas de que se respete el alto el fuego, precisó el ministerio. También se alcanzaron acuerdos para establecer "rutas de abastecimiento humanitario para la población y para que los residentes gocen de libertad de movimiento".

"En los próximos días" se enviará un convoy de ayuda humanitaria y se evacuará a los heridos que revistan más gravedad, agregó el ministerio. A principios de julio, se celebraron conversaciones multilaterales en Astaná (Kazajistán) que, sin embargo, no permitieron garantizar la seguridad de varias zonas ni el establecimiento de un alto el fuego duradero en Siria.

Se mencionó un posible despliegue de las fuerzas de mantenimiento de la paz en cuatro zonas de la región de Idlib, de la provincia de Homs, del enclave de Ghouta Oriental y en el sur del país. Se estudió la posibilidad de poner en marcha "centros de coordinación y de vigilancia" del alto el fuego, un "mandato" de las fuerzas extranjeras para garantizar la seguridad de las "zonas de desescalada" y el derecho de estos militares a recurrir a la fuerza.

Se ha previsto una nueva reunión en Astaná, en la que participarán rebeldes y representantes turcos e iraníes, en "la última semana de agosto", según Moscú. Más de 330.000 personas han muerto en Siria desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2011.

Fotos

Vídeos