Las Provincias

El Estado Islámico ejecuta a decenas de soldados sirios capturados

  • Los militares estaban escondidos en un punto entre la localidad de Al Tabaqa, en la provincia septentrional de Al Raqa, y la zona de Azraya

El Estado Islámico (EI) ha ejecutado a decenas de efectivos de las fuerzas del régimen sirio, que fueron capturados tras haber huido del aeropuerto militar de Al Tabaqa, en manos de los yihadistas desde hace cuatro días.

Según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los soldados estaban escondidos en un punto entre la localidad de Al Tabaqa, en la provincia septentrional de Al Raqa, y la zona de Azraya. Un convoy del Ejército sirio enviado desde la ciudad de Al Salmiya a la zona no alcanzó a rescatar a estos soldados, pero otra columna militar logró ayudar a unos 60 oficiales y soldados que también se encontraban escondidos cerca de Azraya.

La ONG ha indicado además que ayer perdieron la vida y resultaron heridos unos 27 miembros de las fuerzas leales al régimen sirio en combates librados en las cercanías de Azraya, en los que también murieron ocho yihadistas.

Por su parte, foros de internet usados habitualmente por los yihadistas elevan a 200 los uniformados ejecutados ayer en esta zona. "Los leones del califato (del EI) destruyeron un convoy nusari (del régimen alauí) que llegó a ayudar a los huidos del aeródromo de Al Tabqa, mató a más de 200 soldados e hizo prisioneros a otros 250 militares", destaca la nota.

Ejecuciones sumarias

También apunta que los yihadistas tomaron el control de las granjas de Al Ayraui, en la septentrional provincia de Alepo, y capturaron otro número indeterminado de soldados escapados de Al Tabqa en esa región. Ayer, el EI difundió un conjunto de fotografías de soldados sirios prisioneros, de ejecuciones sumarias y de armas capturadas en ese aeródromo militar.

Los combatientes del EI se hicieron el pasado domingo con el control total del aeropuerto de Al Tabqa, último bastión del régimen sirio en la provincia septentrional de Al Raqa. Entonces, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó en un comunicado de que más de 170 efectivos del régimen, entre ellos oficiales y suboficiales, murieron en los combates, bombardeos y atentados suicidas durante la lucha por el control del aeropuerto.

La comisión de Naciones Unidas que investiga las atrocidades ocurridas en Siria acusó ayer al EI de cometer de forma regular crímenes de guerra y contra la humanidad, incluidas torturas, asesinatos y violaciones.