Macron cede el testigo a la ONU tras su primera acción militar

E. C.

El presidente francés, Emmanuel Macron, que lideró junto a Donald Trump y Theresa May la primera operación militar desde que llegó al Elíseo, pronto hará un año, consideró que ahora es Naciones Unidas la que debe dar los próximos pasos. «El Consejo de Seguridad de la ONU debe retomar, en la unidad, la iniciativa en los ámbitos político, químico y humanitario, para asegurar la protección de la población civil» de Siria.

El triunfalismo dominó las declaraciones de los responsables políticos galos después del ataque. La ministra de Defensa, Florence Parly, se felicitó de la ausencia de «incidentes entre nuestras fuerzas y las otras fuerzas presentes en región», en alusión a los efectivos de Rusia e Irán. Parly aseguró rotunda que «todos» los misiles alcanzaron sus objetivos. El jefe de Estado Mayor, François Lecointre, la secundó en este punto, lo que contrasta con la versión ofrecida por Rusia, según la cual las defensas antiaéreas sirias interceptaron hasta 71 proyectiles.

Fotos

Vídeos