Trump sugiere armar a los profesores para evitar los tiroteos en las escuelas

Trump recibe en la Casa Blanca a un grupo de afectados por tiroteos en centros educativos en Estados Unidos. / REUTERS

«Mucha gente estará en contra y pienso que mucha gente estará a favor, pero lo bueno es que habrá mucha gente del lado de esa idea», afirma Trump en una reunión en la Casa Blanca con supervivientes del tiroteo en el colegio de Florida así como familiares de víctimas de varios episodios similares

COLPISA/AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, discutió este miércoles en la Casa Blanca con supervivientes y familiares de víctimas de tiroteos la posibilidad de permitir profesores armados en las escuelas para evitar matanzas como la de la semana pasada en un liceo de Florida.

Trump dijo que la idea será analizada "con rigor. Mucha gente estará en contra y pienso que mucha gente estará a favor, pero lo bueno es que habrá mucha gente del lado de esa idea" porque "podría muy bien resolver nuestro problema".

En una sorprendente reunión, el mandatario también prometió que su gobierno tomará medidas para hacer un "control riguroso de antecedentes" a aquellos que quieran comprar un arma de fuego.

Trump recibió este miércoles en la sede presidencial a supervivientes del tiroteo en el colegio de Florida así como familiares de víctimas de varios episodios similares, para una emotiva reunión en la que se relataron desgarradoras historias.

Más información

En un momento de la reunión Trump preguntó a sus interlocutores si alguien tenía alguna sugerencia que hacer, y la idea de tener armas en las salas de clase surgió, paradójicamente, del padre de una alumna que sobrevivió a la masacre en Florida.

"Una posible solución, que puede no ser muy popular, sería tener en las escuelas profesores o personal de administración que voluntariamente tengan armas trancadas en las salas de clase y quienes reciban entrenamiento", dijo Frederick Abt.

"Gente adepta a usar armas de fuego"

De inmediato, Trump apuntó que la iniciativa "sólo funciona si tenemos gente adepta a usar armas de fuego, y tenemos muchas. Serían profesores y entrenadores".

"Esto sería obviamente para personas adeptas a manipular un arma. Y sería con porte encubierto", reforzó, para sugerir que quienes provocan esas matanzas se aprovechan de que las escuelas son "zonas libres de armas".

En la visión del presidente estadounidense, "si estos cobardes saben que la escuela está bien protegida (...) probablemente no irían a una escuela, para empezar. Pienso que podría muy bien resolver nuestro problema".

En ningún momento de la reunión se discutieron planes para obstaculizar la comercialización generalizada de armas pesadas o la prohibición de armamento pesado.

Nicole Hockley, que perdió un hijo en la matanza de la escuela primaria de Sandy Hook, en 2012, comentó que la idea de armar profesores "no es algo que yo apoyaría. Prefiero armarlos con el conocimiento para prevenir estos actos".

Poco antes, Trump había prometido que además de reforzar los chequeos de antecedentes, su gobierno pondría también "más énfasis en la salud mental, y vamos a hacer muchas otras cosas". "Es una situación de largo plazo que tenemos que resolver, y vamos a resolverlo juntos", dijo el mandatario.

Dirigiéndose directamente a los familiares de víctimas, Trump dijo: "Ustedes están pasando por un enorme dolor y no queremos que otras personas pasen por el mismo dolor".

En tanto, Samuel Zeif, de 18 años y quien sobrevivió a la matanza en un liceo de Parkland, Florida, dijo que este mismo miércoles leyó que "una persona de 20 años compró un rifle AR-15 en cinco minutos con un documento de identidad vencido. ¿Cómo puede ser tan fácil comprar un arma así?".

Víctimas y defensores de las armas rechazan la idea

Tanto víctimas y familiares del tiroteo del instituto Stoneman Douglas de Parkland (Florida) como defensores de la liberalización de la adquisición de las armas de fuego, como el senador republicano Marco Rubio o incluso la representante de la Asociación Nacional del Rifle, Dana Loesch, han rechazado la sugerencia efectuada por Trump.

"No me siento muy a gusto con la idea de que mis hijos van a estar más seguros con profesores armados", ha declarado Rubio, senador por Florida durante el acalorado el debate organizado por CNN en la localidad de Sunrise, en el sur del Florida.

Tanto Rubio como Loesch han sido duramente criticados por dos de los principales portavoces del movimiento contra las armas de fuego aparecido entre las filas de los supervivientes del ataque perpetrado por Nikolas Cruz el 14 de febrero, Cameron Kasky y Emma Gonzalez, y padres de las víctimas, como Fred Guttenberg, cuyo hijo Jaime murió en el tiroteo.

"Sus comentarios de esta semana, tanto los suyos como los de nuestro presidente, han sido patéticos. Quiero que me mire a la cara y me diga que las armas fueron un factor determinante en la masacre de esta semana contra nuestros hijos", espetó Guttenberg durante el debate.

"Los problemas con los que nos encontramos aquí no se pueden resolver solo con una legislación contra las armas de fuego", respondió Rubio, quien también tuvo que defender su relación con la NRA, vilipendiada por demócratas y liberales en EEUU al considerarla un obstáculo para el control de armas.

Cuando el joven Kasky le presionó para responder por qué aceptaba dinero de la NRA, Rubio contestó que "no es cuestión de dinero". "La influencia de la NRA no tiene que ver con el dinero, sino de los millones de personas que coinciden con mis propuestas y que defienden a la NRA", ha explicado.

"En América, siempre hay dinero en ambas caras de un dilema y siempre aceptaré dinero de cualquiera que me ayude en mis ideas", ha añadido el senador, quien al margen de prometer un voto a favor de cualquiera que impida a "un asesino como éste (el de Parkland) que se haga con un arma".

Loesch, por su parte, describió a Cruz como un "zumbado" , que en modo alguno "debería haber obtenido un arma de fuego". "Hay que empezar a estar al tanto de esta clase de gente", ha añadido la portavoz de la NRA.

"A lo que me refiero, en términos de prevención, es que nos aseguremos de que la gente peligrosa no tenga acceso a armas de fuego, pero no podemos por ello castigar a los estadounidenses respetuosos de la ley que quieren poder tener el mismo derecho a defenderse", ha añadido la portavoz.

Fotos

Vídeos