Trump recula y dice que no hace falta un muro que cubra toda la frontera con México

Vista parcial de la muralla fronteriza México-Estados Unidos./Afp
Vista parcial de la muralla fronteriza México-Estados Unidos. / Afp

AGENCIAS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que no es necesario que el muro que tiene previsto levantar en el linde con México cubra toda la frontera y ha recordado la posibilidad de instalar un "muro solar".

En declaraciones a bordo del avión presidencial hacia París, realizadas el miércoles, Trump ha recordado que la frontera común ocupa más de 3.000 kilómetros (unas 2.000 millas) pero que no es necesario cubrirlas enteras porque hay "muchas barreras naturales".

"Tenemos montañas, algunos ríos que son verdaderamente salvajes. Hay algunas áreas que están tan lejos que realmente la gente no las cruza. Así que no, no se necesitan (2.000 millas de muro). Pero sí se necesitarán de 700 a 900 millas", ha explicado, en declaraciones incluidas en una nota difundida por la Casa Blanca.

Con respecto a la instalación de paneles solares en el muro, Trump ha asegurado que no es ningún tipo de broma. "Existe la posibilidad de que podamos hacer un muro solar. Tenemos importantes compañías que lo están estudiando", ha detallado.

Asimismo, ha subrayado la necesidad de que el muro sea "transparente". "Es necesario poder ver a través de él. (...) Puede ser un muro de acero con espacios abiertos (...) porque hay que ver lo que hay al otro lado", ha explicado.

"Os doy un ejemplo. Por horrible que suene, cuando alguien lanza grandes bolsas de droga por encima del muro si hay gente al otro lado del muro y no se les ve... ¿y si les dan en la cabeza con 30 kilos de peso?", ha detallado, indicando que la Casa Blanca ya cuenta con "increíbles diseños" del muro que cuentan con esta "transparencia".

Trump firmó, días después de llegar a la Casa Blanca, la orden ejecutiva que autoriza la construcción del prometido muro en la frontera con México, bajo la premisa de que "una nación sin fronteras no es una nación".

El mandatario se ha propuesto con esta orden ejecutiva "frenar la inmigración ilegal hacia Estados Unidos y repatriar a los extranjeros que estén ilegalmente en el país de forma rápida y humana".

Nuevo traspié legal para el decreto anti-migratorio de Trump

Un juez federal de Hawái falló este jueves que los abuelos, nietos y otros familiares de personas que residen en Estados Unidos deben estar excluidos del decreto de Donald Trump que impide temporalmente el ingreso de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

La decisión del juez Derrick Watson implica una victoria para los opositores al decreto, que el gobierno de Trump considera necesario para evitar el ingreso de terroristas al país.

La Suprema Corte de Justicia habilitó parcialmente la entrada en vigencia del decreto el pasado 30 de junio, poniendo temporalmente fin a cinco meses de disputas en cortes menores.

El máximo tribunal permitió la aplicación de la prohibición de ingreso a territorio estadounidense por 90 días de ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, y una veda por 120 días para la entrada de refugiados, exceptuando a personas con "relaciones familiares cercanas" en Estados Unidos.

El gobierno determinó que "relaciones familiares cercanas" incluye solo a padres, esposos, hijos, prometidos y hermanos.

Watson consideró que "la estrecha definición del gobierno no tiene sustento en el cuidadoso lenguaje de la Suprema Corte ni en los estatutos de inmigración en los que se basa". "El sentido común, por ejemplo, dicta que la familia cercana incluye a los abuelos", indicó el juez en su fallo. "En efecto, lo abuelos son el paradigma del familiar cercano. La definición del gobierno los excluye. Eso simplemente no puede ser", agregó.

Watson ordenó a los departamentos de Estado y de Seguridad Interior a no aplicar la prohibición de ingreso al país a "abuelos, nietos, cuñados, cuñadas, tías, tíos, sobrinas, sobrinos y primos de personas (que residen) en Estados Unidos".

Fotos

Vídeos