Google, Facebook y Twitter testificarán sobre la injerencia rusa en asuntos políticos de EE UU

Mark Zuckerberg. / Reuters

Comparecerán el 1 de noviembre para abordar la creciente evidencia de que fueron manipulados de manera encubierta para ayudar a Donald Trump a ganar la presidencia

COLPISA / AFP Washington

El Comité de Inteligencia del Senado solicitó a las empresas de alta tecnología Google, Facebook y Twitter testificar sobre la injerencia de Rusia en asuntos políticos de Estados Unidos, confirmó el miércoles un asesor legislativo.

Se espera que los tres gigantes de internet comparezcan el 1 de noviembre en una audiencia pública sobre la creciente evidencia de que fueron manipulados de manera encubierta en la campaña para ayudar a Donald Trump a ganar la presidencia.

Antes también podrían testificar ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes: los legisladores Mike Conaway y Adam Schiff, que encabezan la investigación rusa en la cámara baja, anunciaron también el miércoles que invitaron a responsables de las compañías de tecnología a testificar sobre este caso. "El Congreso y los estadounidenses necesitan escuchar esta importante información directamente de esas compañías", dijeron los legisladores en un comunicado.

Facebook reveló recientemente que por solo 100.000 dólares presuntos compradores relacionados con Rusia colocaron el años pasado unos 3.000 anuncios que aparentemente estaban dirigidos a influir en la elección. Facebook ha entregado los detalles de esos anuncios a los investigadores.

De acuerdo con reportes, los anuncios buscaban impulsar a los rivales demócratas y republicanos de la excandidata Hillary Clinton, así como sembrar discordia entre los estadounidenses de tal manera que se pudiera dañar la base de votantes de Clinton.

Facebook eliminó miles de cuentas falsas durante la campaña en Alemania

La red social Facebook ha indicado este miércoles que eliminó miles de cuentas falsas durante el último mes de campaña de cara a las elecciones celebradas el 24 de septiembre en Alemania como parte de una serie de medidas contra bulos e informaciones sin contrastar. El vicepresidente de política pública de Facebook en Europa, Richard Allan, ha señalado que la compañía puso en marcha un paquete de mecanismos para asegurar que la red social no se utilizaba como plataforma para manipular a la opinión pública en el marco de los comicios.

"Estas acciones no han provocado la eliminación de la información en cuestión sino que ha dificultado que ésta se extienda y aparezca en las páginas de los usuarios", ha indicado un comunicado. Facebook ha asegurado que llevó a cabo una limpieza de cuentas falsas ante la creciente actividad sospechosa que comenzó a surgir en relación con las elecciones presidenciales de Francia y Estados Unidos durante el año pasado. "Los estudios han indicado que el nivel de noticias falsas era bajo", ha manifestado Allan, que ha explicado que Facebook también ha colaborado con las autoridades para supervisar posibles amenazas contra la seguridad durante la campaña electoral.

"La mayoría de anuncios dirigidos por esas cuentas no hacía referencia específica a la elección presidencial de Estados Unidos, votación o un candidato particular", dijo a principio de mes Alex Stamos, director de la Oficina de Seguridad de Facebook. "Más bien, los anuncios y cuentas parecieron focalizarse en amplificar la división social y el espectro ideológico a través de mensajes políticos, tocando asuntos que van desde temas de la comunidad LGBT a asuntos raciales y de inmigración a los derechos sobre armas", agregó. Google, filial de Alphabet, ha dicho que no fue utilizado en la supuesta campaña rusa para influir en la elección de Estados Unidos.

Pero de acuerdo con Buzzfeed, su sistema automatizado de anuncios dirigidos permitió difundir directamente anuncios a personas que utilizaban términos de búsqueda racistas y antisemitas. En tanto Twitter ha sido calificada de ser una red que facilita las cuentas falsas y noticias que permitieron que las supuestas operaciones rusas bombardearan con tuits políticamente divisivos y anti-Clinton.

Fotos

Vídeos