Las Provincias

EE UU aumenta la seguridad en aeropuertos y sedes de Gobierno tras el atentado en Francia

El presidente estadounidense, Barack Obama.
El presidente estadounidense, Barack Obama. / Efe
  • Ambos países continuarán intercambiando información sobre posibles amenazas terroristas

Estados Unidos ha decidido reforzar su seguridad en edificios gubernamentales y aeropuertos tras el atentado en Francia, país con el que continuará intercambiando información sobre posibles amenazas terroristas, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

"Los recientes acontecimientos mundiales exigen una mayor vigilancia en la seguridad interior", dijo hoy el secretario del DHS, Jeh Johnson, que en un comunicado detalla las decisiones que ha tomado su Departamento y las agencias de seguridad e inteligencia del país.

Lo primero que han decidido, dijo, es incrementar la presencia en los edificios gubernamentales de los agentes del Servicio Federal de Protección (FPS), que desde octubre ya habían reforzado su presencia en edificios de Washington, D.C. y otras ciudades.

Ahora los agentes federales se desplegarán en una lista mayor de ciudades a lo largo del país, que será continuamente revaluada.

La segunda medida de Estados Unidos se dirige a fortalecer la seguridad en los aeropuertos que reciben vuelos internacionales directos, cuyos controles ya fueron reforzados en julio. "He pedido a la Dirección de Seguridad en el Transporte (TSA, por su sigla en inglés) que haga inmediatamente una revisión para determinar lo que sea necesario, tanto en los vuelos a nivel nacional como en los aeropuertos internacionales con vuelos directos a Estados Unidos", explicó Johnson.

Sin detallar cuáles son estas medidas, Johnson afirmó que "no dudará en tomar más acciones si es necesario, aunque siempre sin imponer una carga excesiva a los viajeros". El comunicado detalla que, en tercer lugar, el DHS, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y el Centro Nacional de Contraterrorismo (NCTC) han entregado a las autoridades estatales y locales boletines donde les advierten de posibles amenazas.

En el ámbito internacional y como cuarta medida, Estados Unidos se ha comprometido a continuar intercambiando con Francia y con otros países aliados información sobre amenazas terroristas o individuos que están bajo sospecha.

Finalmente, el Departamento expresó su compromiso de luchar contra el "extremismo violento", objetivo que motivó las recientes reuniones de Johnson con diferentes líderes de Columbus (Ohio), Chicago, Minneapolis, Boston y Los Ángeles. Estas nuevas medidas de seguridad se suman a las que ya había tomado en octubre el Gobierno estadounidense tras el ataque registrado al Parlamento de Canadá, en Ottawa.