Las Provincias

Un tribunal suspende la ejecución de un preso esquizofrénico en EE UU

  • Considera que en el caso hay "cuestiones jurídicas complejas que se han planteado con demora y que atañen el caso"

Un tribunal de apelación de Estados Unidos suspendió hoy la polémica ejecución del preso esquizofrénico Scott Panetti, programada para la tarde de hoy en el estado de Texas, al considerar que en el caso hay "cuestiones jurídicas complejas".

"Suspendemos la ejecución, a la espera de nueva orden, para poder examinar a fondo las cuestiones jurídicas complejas que se han planteado con demora y que atañen el caso", reza el fallo de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos con sede en Nueva Orleans, en el estado de Luisiana, y con jurisdicción sobre Texas.

Panetti, que según los informes médicos sufre esquizofrenia, asesinó en 1992 a sus suegros y secuestró a su esposa y a su hija de tres años en la localidad texana de Fredricksburg y fue detenido horas después.

Durante su juicio, en 1995, el acusado se defendió a si mismo disfrazado de vaquero y trató de llamar a más de 200 testigos, entre ellos al expresidente John F. Kennedy, al Papa Juan Pablo II o a Jesucristo.

Desde entonces, ha sido hospitalizado por psicosis y delirios en múltiples ocasiones.

Sus abogados, Greg Wiercioch and Kathryn Kase, emitieron un comunicado en el que consideran el fallo de hoy como el "primer paso de un proceso que demostrará claramente que Panetti sufre una enfermedad mental severa" que lo inhabilita para la pena capital.

El caso había despertado el rechazo de personalidades y organismos, entre ellos Naciones Unidas, que el martes solicitó a Estados Unidos detener la ejecución.