Las Provincias

EE UU ejecuta nuevos bombardeos contra los yihadistas en Irak

Barack Obama
Barack Obama / Afp
  • Obama llama a un Gobierno de unidad contra el Estado Islámico

  • Francia y Gran Bretaña han acordado reforzar los esfuerzos humanitarios de Washington para ayudar a decenas de miles de civiles desplazados

Estados Unidos ha ejecutado otra serie de bombardeos selectivos contra objetivos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak para proteger a la minoría yazidí que vive en el Kurdistán, ha informado el Pentágono.

El primero de los ataques tuvo lugar a las 15:20 GMT y se llevó a cabo mediante una combinación de aviones de combate y aviones no tripulados, según ha apuntado el Comando Central de Estados Unidos, encargado de Oriente Medio. Dicho bombardeo tenía como objetivo acabar con dos vehículos blindados que estaban disparando contra los yazidís cerca del monte Sinyar, uno de los cuales fue alcanzado y destruido; mientras que 20 minutos más tarde, durante otro ataque, un avión estadounidense bombardeó y destruyó otros dos vehículos blindados y un camión armado. El tercer ataque se produjo a las 19:00 GMT, cuando otra aeronave estadounidense acabó con otro vehículo blindado en la misma zona.

El viernes, dos series de ataques aéreos estadounidenses alcanzaron una posición de artillería del grupo yihadista, destruyeron un convoy de militantes, y mataron a los militantes que manejaban los morteros.

Gobierno de unidad

Ayer, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el éxito de los primeros bombardeos selectivos contra los yihadistas del EI, pero reiteró la necesidad de crear un Gobierno de unidad iraquí que, en última instancia, ataje el problema.

Las fuerzas iraquíes y kurdas se preparaban este sábado para recuperar el terreno perdido en el norte de Irak tras los bombardeos estadounidenses contra posiciones yihadistas, que Washington está dispuesto a continuar "si es necesario". Tras un día de ataques aéreos estadounidenses contra los yihadistas del grupo EI, un alto oficial en el Kurdistán iraquí dijo que había llegado el momento de contraatacar. "Tras los ataques de Estados Unidos, los peshmerga primero se reagruparán, luego se desplegarán en áreas de las que se habían retirado, y por último ayudarán a los desplazados a volver a sus hogares", dijo Fuad Husein a los periodistas el viernes en Erbil, la capital kurda. Los combatientes del EI se encuentran a apenas unos 40 kilómetros de Erbil, pero aún no han cruzado la frontera de la provincia autónoma.

Para el ministro iraquí de Relaciones Exteriores, el kurdo Hoshyar Zebari, el hecho de no haber ayudado militarmente a los peshmerga fue un error. Sin embargo, consideró que los ataques aéreos estadounidenses detuvieron el deterioro de la situación sobre el terreno y permitieron a las autoridades federales y kurdas luchar "codo con codo en las mismas trincheras", dijo.

"No voy a dar un calendario preciso", dijo Obama este sábado en conferencia de prensa, poco después de los primeros bombardeos estadounidenses en el norte de Irak e insistió en que era imperativo establecer un gobierno creíble en Bagdad. El mandatario se mostró confiado en que Estados Unidos podrá impedir que los militantes del EI lleguen a las montañas y "masacren a la gente que se refugió allí".

Obama insistió en que lo más importante en este momento es la formación de un Gobierno de unidad en Irak, porque "en ausencia de un gobierno iraquí, es muy difícil lograr un esfuerzo unificado" contra los yihadistas. Al subrayar que las profundas divisiones étnicas y religiosas en Irak afectan los esfuerzos para combatir al EI, Obama dijo que sería más fácil movilizar a los iraquíes y obtener apoyo internacional una vez que esté en marcha un gobierno inclusivo. "En última instancia, solo los iraquíes pueden asegurar la seguridad y estabilidad de Irak, y Estados Unidos no puede hacerlo por ellos, pero podemos y seremos socios en ese esfuerzo", dijo el presidente. "Continuaremos brindando asistencia militar y asesoramiento al Gobierno iraquí y las fuerzas kurdas mientras batallan contra estos terroristas" para que no puedan establecer un refugio permanente, agregó.

El más alto dirigente chiita del país, el gran ayatola Alí Sistani, hizo alusión el sábado al primer ministro Nuri al Maliki, deplorando que haya personas que no deseen "el bien del país".

Ayuda humanitaria

Francia y Gran Bretaña acordaron reforzar los esfuerzos humanitarios de Estados Unidos para ayudar a decenas de miles de civiles desplazados en el Monte Sinjar, en el norte de Irak, dijo Obama este sábado. El presidente François Hollande y el primer ministro David Cameron "expresaron un fuerte apoyo a nuestras acciones y están de acuerdo en apoyarnos en la asistencia humanitaria que ofrecemos a los iraquíes que más sufren", dijo el mandatario.

De forma paralela a los ataques militares, el Pentágono dijo el viernes que habían realizado una segunda entrega aérea de víveres a "miles de ciudadanos iraquíes" amenazados por los yihadistas en el monte Sinjar. La conquista de Sinjar, un bastión de la minoría kurdohablante yazidí adepta de una religión preislámica en parte salida del zoroastrismo, había provocado el domingo la huida de 200.000 civiles, según la ONU.

La diputada yazidí, Vian Dakhil, convertida en imagen de su comunidad después de romper a llorar el martes durante una sesión parlamentaria, alertó este sábado de que "quedan uno o dos días para ayudar a esta gente. Después, empezarán a morir en masa". "Estados Unidos debería atacar Sinjar, aunque haya víctimas civiles. Es mejor eso que dejar morir a todo el mundo", pidió Dakhil. "Sufren deshidratación, insolación y algunos de ellos están seriamente traumatizados", dijo Suzanna Tkalec, directora del Comité de Rescate Internacional en referencia a los cerca de 4.000 desplazados que atienden en Siria. También 100.000 cristianos iraquíes huyeron el jueves de sus casas en las llanuras de Nínive, al oeste de Mosul.

Australia indicó que estudia participar en la entrega de víveres, mientras que Francia dijo estar "preparada para tomar parte" en la ayuda a los civiles y Reino Unido anunció lanzamientos en paracaída para ayudar en las próximas 48 horas. En sus últimos avances, el EI tomó la represa de Mosul, amplias zonas al este y oeste de sus bastiones en Irak y diluyeron aún más su frontera con la parte siria del "califato" que proclamaron en junio.