Las Provincias

Duterte tacha de «matón» a EE UU

Rodrigo Duterte.
Rodrigo Duterte. / Erik De Castro (Reuters)
  • El presidente de Filipinas insiste en que seguirá "una política exterior independiente", ante las críticas de Washington a las violaciones de los derechos humanos supuestamente cometidas bajo su mandato

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha tachado hoy de "matón" al Gobierno de Estados Unidos por las críticas a las violaciones de los derechos humanos supuestamente cometidas bajo su mandato y ha insistido en que seguirá "una política exterior independiente".

Duterte hizo estas declaraciones a los medios a su llegada a Japón, donde hoy inicia una visita oficial de tres días después de viajar la semana pasada a Pekín y anunciar sus planes de ruptura con Washington.

El mandatario filipino, cuyo primer acto oficial en Japón es una cena con el canciller nipón, Fumio Kishida, reafirmó su intención de emprender una política "independiente" en las áreas de Defensa y Exteriores y volvió a cargar contra EEUU.

Duterte señaló que las críticas de EEUU por la supuesta vulneración de derechos humanos en Filipinas reflejan la actitud de "matón" de Washington y retó a quienes lanzan estas acusaciones a llevar el caso ante un tribunal internacional, en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

EEUU, la UE y la ONU han criticado abiertamente las violaciones de los derechos humanos que se cometen en la guerra contra las drogas impulsada por Duterte.

El Ejecutivo nipón recibe al mandatario filipino con cierta inquietud ante la posibilidad de su giro en las relaciones con EEUU genere inestabilidad en una región donde Tokio cuenta a Manila y Washington entre sus principales aliados.

Tras aterrizar en el aeropuerto tokiota de Haneda, Duterte acudió a una cena con el canciller nipón, quien tiene previsto destacar la importancia del imperio de la ley y de la cooperación internacional en el mar de China Meridional, así como reforzar los lazos bilaterales.

"Filipinas es un socio muy importante para nosotros en la región", afirmó a los medios antes del encuentro Kishida, quien también confió en "estrechar la cooperación" con Manila.

Tanto Kishida como el primer ministro nipón, Shinzo Abe, con quien Duterte se reunirá el miércoles, defenderán la importancia de la presencia militar estadounidense para mantener la estabilidad y la paz en la región Asia-Pacífico, señalaron fuentes gubernamentales a la agencia nipona Kyodo.

El líder conservador nipón también planea ofrecer a Duterte un programa de ayuda financiera para apoyar el desarrollo agrícola en la isla meridional de Mindanao, además de equipamiento para reforzar la flota filipina ante las disputas territoriales que mantiene con China y otros países vecinos.

Japón, el mayor socio comercial de Filipinas por delante de China y EEUU, aspira así a consolidar sus relaciones con Manila tras la llegada al poder de su controvertido presidente, y ante la influencia creciente de China en la región.

Además de su reunión con Abe, Duterte tiene previsto participar el miércoles en un foro con empresas niponas, y reunirse el jueves con el emperador nipón Akihito antes de abandonar Japón.