Las Provincias

Los manifestantes de Hong Kong se retirarán de algunas de las zonas de protesta

Nueva jornada de protestas en Hong Kong.
Nueva jornada de protestas en Hong Kong. / Jerome Taylor (Afp)
  • 'Occupy Central' ha realizado este anuncio después de que el Ejecutivo se mostrara dispuesto a dialogar sobre la reforma democrática de la isla, pero algunos de los concentrados están dispuestos a seguir adelante

La organización 'Occupy Central', precursora de las movilizaciones de Hong Kong, ha anunciado que abandonará los asentamientos del barrio de Mong Kok y de los alrededores del edificio del jefe del Gobierno local, para concentrar sus esfuerzos en Admiralty, epicentro de las protestas.

El grupo ha hecho este anuncio en internet después de que el Ejecutivo se mostrara dispuesto a dialogar sobre la reforma democrática de la isla con los estudiantes si los manifestantes desbloqueaban algunas vías y permitían que los trabajadores volvieran a la normalidad el lunes, y que las escuelas pudieran abrir.

A pesar de la decisión de 'Occupy Central', muchos manifestantes están acudiendo a estas zonas a protestar, lo que ha evidenciado las divisiones entre la gente. "No tenemos líderes, es un movimiento de la gente", ha comentado Harry, un profesor de 26 años que piensa seguir con la lucha donde sea. "Este movimiento es de los estudiantes, 'Occupy Central' se ha aprovechado de nuestra valentía para hacerlo suyo y no les necesitamos", ha señalado Ruby Lan, una publicista de Hong Kong quien se ha girado de espaldas cuando en el escenario de Admiralty aparecía uno de los cofundadores de 'Occupy Central', Benny Tai, en la multitudinaria concentración de anoche.

Hoy se vive un día clave para las manifestaciones y de especial tensión, con la amenaza del Gobierno de que utilizarán "todas las medidas posibles" para restablecer el orden en las calles para mañana, lunes, y mientras los manifestantes siguen dispuestos a quedarse.

Nuevos choques con la Policía

La Policía utilizó esta madrugada spray de pimienta para dispersar a un grupo de manifestantes que se aglomeraron a las puertas de una comisaría en el barrio de Mong Kok, después de que se produjeran enfrentamientos menores entre el cuerpo policial y los jóvenes.

En una rueda de prensa, una portavoz de la Policía defendió "la necesidad" del uso de la violencia en esta zona al escalar la tensión. "Había grupos que trataban de provocar a la Policía e intentaron empujar el cordón policial", señaló la representante.

Un grupo de manifestantes se congregó a las puertas de la comisaría de Mong Kok, después de que los jóvenes criticaran la "pasividad" de la Policía ante los ataques que sufrieron manifestantes por parte de grupos prochinos. "La Policía se ha contenido mucho. Los conflictos se han intensificado mucho estos últimos días", apuntó el portavoz del cuerpo en rueda de prensa.