El túnel bajo el agua al más allá de los mayas

Dos buzos en el interior del tunel sumergido./Reuters
Dos buzos en el interior del tunel sumergido. / Reuters

Un equipo de exploradores revelan la mayor cueva inundada del mundo en el Caribe mexicano

ANTONIO CORBILLÓN

Al inframundo de los mayas se accedía por unos enormes agujeros (cenotes). Era lo más parecido al ‘Viaje al centro de la Tierra’ de Julio Verne pero mil años antes. Era un pasaje subterráneo al tercer nivel, lejos de la vida y de la muerte, pero cerca del origen. Allá donde habitaban las deidades, reina lo sobrenatural y conviven lo bueno y lo malo.

Todo ese mundo oscuro empieza a ver la luz. Después de 20 años de inmersiones y mapas subacuáticos, un equipo ha localizado en la península del Yucatán mexicana la conexión entre dos de estos pozos. Apenas medio metro de túnel, por donde malamente cabe un buzo, une a Sac Actún y Dos Ojos, dos de los mayores pasadizos acuáticos. La suma de ambos se acerca a los 350 kilómetros de autopistas acuáticas.

Junto con el hallazgo natural, los expertos han encontrado ingentes cantidades de animales extinguidos, restos humanos y objetos arqueológicos en lo que parecen los primeros capítulos de un ‘libro de historia’ de los primeros pobladores de América. Ahora sólo hay que pasar páginas.

La punta de un gran iceberg cultural

A estos descubrimientos podrían añadirse en el futuro nuevas aportaciones en la cadena de cientos de cenotes repartidos por el estado mexicano de Quintana Roo (Yucatán). Sólo en el norte de la región hay 358 sistemas de cuevas sumergidas que superan los 1.400 kilómetros de pasajes inundados de agua dulce. El equipo del Gran Acuífero Maya ha buceado y encontrado restos en más de 200 de estos agujeros.

Restos óseos en el interior del cenote.
Restos óseos en el interior del cenote. / Reuters
El dato

14 años buceando entre rocas y aguas del subsuelo mexicano y 20 años dibujando los mapas ha invertido Robert Schumittner, el jefe de los espeleobuceadores que han presentado estos logros. Consideran que hay trabajo para muchas generaciones más de submarinistas.

«Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo» Guillermo de Anda. Director de Investigación del Gran Acuífero Maya

Temas

Caribe

Fotos

Vídeos