La oposición venezolana se prepara para un escenario sin Maduro

Henry Ramos Allup, diputado opositor venezolano./Miguel Gutiérrez (Efe)
Henry Ramos Allup, diputado opositor venezolano. / Miguel Gutiérrez (Efe)

La Mesa de Unidad Democrática ha presentado un «acuerdo de gobernabilidad» para un eventual «gobierno de unión nacional» que se establezca tras la salida del poder del actual presidente

EFECaracas

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) presentó hoy un "acuerdo de gobernabilidad" para un eventual "gobierno de unión nacional" que el antichavismo espera se establezca una vez que el actual presidente, Nicolás Maduro, salga del poder.

El documento fue presentado tres días después de una jornada de consulta popular en la que más de 7,4 millones de venezolanos manifestaron su rechazo a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa Maduro para cambiar la Carta Magna, prevista para el 30 de julio.

Además, el acuerdo se presenta en medio de una ola de protestas antigubernamentales iniciadas el 1 de abril en las que han muerto 96 personas, y que parece tomar un rumbo descontrolado pues las últimas manifestaciones han surgido de forma espontánea sin recibir el respaldo de la MUD.

La alianza presentó el documento de gobernabilidad en un acto en el que estuvieron presentes los principales dirigentes opositores y el documento fue leído por el exjefe del Parlamento el diputado Henry Ramos Allup.

"Logrado el cambio y superado el actual régimen, el liderazgo democrático asume el compromiso de asegurar la gobernabilidad mediante la conformación de un gobierno de unión y reconducción nacional amplio", leyó Ramos Allup.

En este acuerdo, en el que se apuesta por la "justicia social" la MUD se compromete a atender, en primer lugar, "la aplicación de un plan de acción inmediata a la crisis humanitaria con énfasis en alimentación, abastecimiento, precios, salud, medicamentos y atención".

Asimismo, se aseguró que el "gobierno de unidad" abordará "de inmediato" el problema de la inseguridad y la "delincuencia desatada" en Venezuela con un "plan efectivo profesional" que entre sus medidas incluirá el "saneamiento" de la fuerza pública y "el desarme y desarticulación de los grupos paramilitares".

Se compromete, además, a luchar para superar la pobreza, lo que "será asumido como lineamiento permanente y estratégico para los próximos gobiernos de la Unidad Democrática", por lo que su política económica "nunca abandonará este objetivo superior".

Ramos Allup señaló después de la presentación del acuerdo que el próximo presidente será elegido a través de primarias, y quien sea electo deberá renunciar a su derecho a la reelección inmediata.

Explicó que el presidente electo "encabezará el gobierno unitario de rescate y reconstrucción de Venezuela" que "será de naturaleza civil, como lo establece la Constitución".

Indicó que quienes conformen el gabinete de ese gobierno unitario serán "los mejores", los "más capacitados" y quienes hayan demostrado "mejor vocación de servicio y sensibilidad social" y que trabajará "con todas las instancias" independientemente "del partido o ideología que profese".

Aclaró, en este sentido, que "nunca" habrá ningún tipo de represalia o persecución "contra quienes simpaticen o militen en otras organizaciones políticas".

Entretanto, el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Tareck el Aissami, aseguró que ni el presidente estadounidense, Donald Trump, "ni nadie" podrán detener el "curso irreversible" de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el chavismo.

Trump aseguró el lunes que su país "no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona", y afirmó que "si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará fuertes y prontas acciones económicas".

Ante esta y otras declaraciones de otros gobiernos contrarias a la Constituyente, el jefe de Estado venezolano convocó ayer al Consejo de Defensa de la Nación (Codena) para responder a lo que consideró la "amenaza imperial".

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) también manifestó esta jornada su repudio a las "nefastas declaraciones" de Trump, que "ha osado amenazar de modo vil y desmesurado al pueblo venezolano".

La institución castrense también consideró insólitas" las críticas de la alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, a quien acusó de asumir "una actitud sumisa a los intereses financieros y comerciales de una elite extremista que hoy gobierna los Estados Unidos".

Entretanto, los venezolanos toman sus previsiones para mañana cuando está previsto un "paro cívico" de 24 horas convocado por la oposición que apoyan empresarios y obreros.

Este convocatoria de huelga general fue rechazada por el ministro de Trabajo, Néstor Ovalles, que la tildó de "irresponsable".

Fotos

Vídeos