Cabify impondrá el «botón de pánico» tras el asesinato de una joven mexicana

Manifestación en rechazo al asesinato de la joven mexicana Mara Fernanda Castilla en Puebla./Francisco Guasco (Efe)
Manifestación en rechazo al asesinato de la joven mexicana Mara Fernanda Castilla en Puebla. / Francisco Guasco (Efe)

Tendrá como objetivo alertar en caso de situaciones inusuales y/o de riesgo para el usuario o conductor

EFECiudad de México

La empresa de transporte Cabify anunció hoy que impondrá en México un "botón de pánico", entre otras medidas de seguridad, tras la violación y asesinato, del que se acusa al conductor de uno de sus coches, de la joven Mara Fernanda Castilla en el céntrico estado de Puebla, que anunció la cancelación del registro de esa firma.

Además, la compañía pidió que caiga todo el peso de la ley para aquel o aquellos que resulten culpables del asesinato de la joven mexicana.

La firma anunció nuevas medidas con el objetivo de incrementar los "protocolos de seguridad", como desarrollar "un botón de pánico que esté vinculado a los sistemas de emergencia de las autoridades policiales" de la demarcación donde se preste el servicio.

Este botón dentro de la plataforma tendrá como objetivo alertar en caso de situaciones inusuales y/o de riesgo para el usuario o conductor.

Agregó que se compartirá con las autoridades las listas de conductores que han sido dados de baja por algún comportamiento contrario a la ley.

A corto plazo "tenemos el firme compromiso de crear un espacio en el que todas las empresas del sector compartamos ideas y medidas que nos lleven a aumentar y estandarizar los protocolos de seguridad", acotó.

Por otra parte, el secretario general de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco, anunció la cancelación del registro de Cabify "debido fundamentalmente a las irregularidades en los protocolos de seguridad" detectadas a raíz de este caso.

Carrasco dijo que el conductor detenido "había sido despedido por Uber por comportamiento indebido y fue contratado por Cabify".

Mara era del estado de Veracruz, tenía 19 años y estudiaba Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

La madrugada del 8 de septiembre abordó un vehículo inscrito en Cabify al salir de un bar en Cholula para ir a su casa.

Desapareció y no fue hasta una semana después que fue hallada muerta y envuelta en una sábana de un motel, abandonada en un barranco.

De acuerdo con la Fiscalía de Puebla, el único responsable es el conductor del vehículo, Ricardo "N", quien en lugar de dejarla en su casa la llevó a un motel cercano donde la violó, golpeó y estranguló.

"En el caso puntual del delito que nos ocupa, la tecnología con que contamos facilitó en gran medida el proceso de investigación", afirmó en el comunicado Cabify, que se dijo "realmente consternado" por el crimen.

Fotos

Vídeos