Las Provincias

Los forenses no encuentran restos de pólvora en las manos del fiscal Nisman

Protesta por la muerte del fiscal.
Protesta por la muerte del fiscal. / Alejandro Pagni (Afp)
  • La hipótesis principal de los investigadores sigue siendo la del suicidio, ya que el arma empleada era de pequeño calibre y no tiene por qué dejar rastro

  • La familia descarta esta posibilidad ya que en el registro de la casa se encontró una nota con lista de la compra para el lunes antes de morir

Las pruebas periciales para determinar si había pólvora en las manos del fiscal argentino Alberto Nisman, encontrado muerto en el baño de su vivienda de Buenos Aires con un disparo en la sien, "dio negativo", ha informado Viviana Fein, la fiscal que investiga su fallecimiento.

"Al ser un arma de un calibre pequeño, calibre 22, y no un arma de guerra, usualmente esto provoca que el barrido electrónico no arroje resultados positivos", ha argumentado Fein en radio Mitre. Sin embargo, esto "no descarta que la haya disparado él", ha agregado la fiscal, aunque ha pedido esperar a la obtención del resultado de todas las pruebas solicitadas, entre ellas una del ADN de la sangre encontrada en el arma.

Los datos provisionales de la autopsia del cadáver de Nisman apuntan a un suicidio, según la fiscal, que ha dicho que los indicios señalan que en su muerte "no hubo intervención de terceras personas".

Las pruebas periciales de la Policía confirmaron que el disparo que le ocasionó la muerte procedió del arma encontrada bajo su cuerpo.

La lista de la compra

Se ha conocido también que en las pesquisas realizadas en la casa de este, hallaron una nota con una lista de la compra y otras tareas pendientes para el lunes, supuestamente dirigida a una empleada doméstica. Por ese motivo, Fein ha solicitado al Fisco argentino que informe si Nisman tenía contratado personal doméstico con la intención de poder identificar a esa persona y citarla a declarar, según informó la agencia de noticias oficial Télam.

El exvicepresidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Jorge Kirszenbaum ha señalado que esa nota fue vista también por familiares de Nisman que asistieron al registro del apartamento del fiscal tras ser hallado muerto de un disparo en la sien. Según Kirszenbaum, se trata de un nuevo indicio de que Nisman "no tenía ninguna intención de suicidarse".

Nisman fue hallado muerto horas antes de una comparecencia prevista en el Congreso para informar sobre la denuncia que había presentado contra la presidenta del país, Cristina Fernández, por supuesto encubrimiento a presuntos terroristas iraníes que mataron a 85 personas en un atentado contra la mutual judía AMIA en 1994.

Su fallecimiento ha provocado una fuerte conmoción en la sociedad argentina y ayer lunes miles de personas se solidarizaron con el fiscal a través de las redes sociales con el lema "Yo soy Nisman" y también en las calles de las principales ciudades argentinas donde se reclamó "verdad y justicia".

El Gobierno pide investigar si hubo "presión o extorsión"

Hoy el Gobierno argentino ha pedido "investigar hasta las últimas consecuencias" si hubo "presión o extorsión" para causar la muerte de Nisman. En una rueda de prensa, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, ha instado a los medios a cuestionarse las circunstancias que rodean la muerte del fiscal. "Es absolutamente imprescindible hacernos varias preguntas: por qué el sábado (el fiscal Nisman) pidió un arma. Si tenía presión, si tenía algún tipo de amenaza. Si las amenazas provenían de agentes de inteligencia actuales o desplazados o extranjeros. Por qué interrumpe un viaje", ha dicho Capitanich. "Si esto ha constituido una presión o extorsión, es necesario investigar hasta las últimas consecuencias. Es necesario identificar por qué lo hace", ha agregado.

"Curiosa y sugestivamente cuando está por iniciarse el juicio oral y público por encubrimiento, largamente esperado por familiares, surge este intento de convertir al Gobierno que más ha hecho para el esclarecimiento del atentado en encubridor", ha subrayado el jefe de Gabinete.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, ha insistido en la teoría gubernamental y ha subrayado que Nisman "volvió a Argentina porque lo hicieron volver por otras razones". "Me gustaría saber por qué tomó la decisión de quitarse la vida", ha dicho Fernández.