Las Provincias

Las FARC descartan firmar la paz con el Gobierno colombiano este año

  • El grupo armado indica que el proceso se retrasará por la complejidad de los elementos que rodean el debate sobre el cuarto punto de la agenda, que abordará el reconocimiento y reparación a las víctimas del conflicto

El máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', ha descartado que esa guerrilla firme la paz con el Gobierno este mismo año, como aspira el presidente del país, Juan Manuel Santos.

En una entrevista publicada en la web del grupo armado, 'Timochenko' indica que el proceso se retrasará por la complejidad de los elementos que rodean el debate sobre el cuarto punto de la agenda de paz, que arrancará mañana en La Habana y que abordará el reconocimiento y reparación a las víctimas del conflicto.

De ese punto forma parte la constitución de una Comisión Histórica del Conflicto, compuesta por seis expertos de cada parte y dos relatores que tendrán como misión ayudar en un plazo de cuatro meses a establecer las causas y factores que han contribuido a la duración de la crisis y el impacto sobre la población. "La Comisión Histórica se encargará de elaborar la reconstrucción del conflicto en un plazo que está establecido en cuatro meses a partir del 21 de agosto (...) Así que, si sólo tenemos en cuenta eso, es fácil concluir que los plazos para este año no dan", apunta.

Aunque "todos quisiéramos que las cosas se dieran lo más pronto posible", hay que abordar los temas de la agenda con "objetividad", matiza el líder guerrillero, quien recuerda que, tras las víctimas, aún resta un último punto de las negociaciones relativo al fin de las hostilidades entre las partes. "Debe tenerse en cuenta también que el tema de la dejación de armas y el cese bilateral del fuego no van a ser sencillos", advierte "Timochenko".

Las FARC y el Gobierno de Santos, que buscan una paz negociada en La Habana desde noviembre de 2012, iniciarán mañana el debate sobre las más de 6,5 millones de víctimas de la violencia en Colombia, que pusieron como condición innegociable para alcanzar la paz el perdón y la verdad. "Habrá que explicarles qué pasó, por qué razón fueron tratadas de ese modo, y entonces deberán salir a la luz los responsables de ello. Las víctimas deberán tener la satisfacción de que se les explique lo sucedido, sean cuales sean las causas, y eso ha de quedar claro no solamente para ellas, sino para todos los colombianos", asevera el líder guerrillero.

Reparación a las víctimas

Sobre la reparación a las víctimas y la garantía de no repetición, 'Timochenko' confía en que el proceso "sea capaz de producir los cambios institucionales necesarios" para que esas demandas se conviertan en realidad y subraya que es una tarea que exigirá mucho trabajo por parte de las autoridades. "Muchas cosas tendrán que transformarse en Colombia para que podamos considerar la página cerrada", declara en este sentido.

Critica que el Ejecutivo de Santos continúe realizando acciones militares en su contra bajo el argumento de que "nada está acordado hasta que todo esté acordado". "Hemos insistido en la necesidad de establecer un cese el fuego bilateral, cosa que el Gobierno Santos rechaza de plano", denuncia el líder guerrillero.

Preguntado sobre si aceptarían incluir en la mesa de negociaciones a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que mantiene actualmente diálogos exploratorios con el Gobierno colombiano, "Timochenko" opina que lo avanzado de su proceso de paz hace inconveniente la unión. "Mal podemos nosotros considerar que deban vincularse así no más a la mesa de La Habana, cuando ya hay acuerdos parciales sobre tres puntos", apunta, en referencia a los preacuerdos sobre posesión de la tierra, participación política y drogas ilícitas.

No obstante, subraya que el ELN "tiene mucho que decir y aportar para la construcción de la paz" y destaca la "plena" voluntad de las FARC en colaborar con esta guerrilla para que deje las armas. "Creo que ellos merecen todo el respeto como organización revolucionaria. Confiamos en que adoptarán las decisiones más beneficiosas para el país", indica.

El líder de las FARC, quien asegura que la intención de la guerrilla es no levantarse de La Habana "hasta conseguir un acuerdo definitivo", dice que, una vez finalizado el proceso de paz, se integrará a la vida civil a través de la política. "(Continuaré) trabajando por la construcción del sueño que nos condujo a las armas. Una Colombia en paz, democrática, soberana, en desarrollo, pero con justicia social. Eso significa necesariamente hacer política, en la legalidad, al fin y al cabo ha sido eso la razón de nuestra vida", remarca "Timochenko".