Las Provincias

Nigeria y el CICR negocian con Boko Haram la liberación de las 200 niñas secuestradas

  • El Gobierno estaría dispuesto a contemplar el intercambio de las escolares por 30 comandantes de la secta islamista ya condenados o a espera de juicio

El Gobierno nigeriano y responsables del Comité Internacional de la Cruz Roja han comenzado negociaciones con el grupo armado nigeriano Boko Haram para conseguir la liberación de las más 200 escolares secuestradas por esta milicia islamista el pasado mes de abril en la localidad de Chibok, según han confirmado este domingo fuentes de seguridad a la cadena estadounidense CNN.

A pesar de los numerosos contactos entablados durante las últimas semanas, estas fuentes reconocen ciertos obstáculos porque la milicia exige un complejo intercambio entre las escolares y altos responsables de la milicia que están detenidos por las autoridades.

Importantes miembros de Boko Haram mantuvieron cuatro reuniones con responsables del Gobierno nigeriano y de la dirección de la organización humanitaria en la capital nigeriana, Abuya, durante mediados del pasado mes de agosto para definir los términos de la liberación. El Gobierno, en este sentido, estaría dispuesto a contemplar el intercambio de las escolares por 30 comandantes de la secta islamista bajo custodia de las autoridades, ya condenados o bien a la espera de juicio por terrorismo.

«No han sido violadas»

Los dos negociadores de Boko Haram han asegurado que se encuentran en buen estado de salud y que no han sufrido abusos. "Ni han sido violadas, ni vendidas como esclavas sexuales ni han sido objeto de abusos sexuales", de acuerdo con estas fuentes. Boko Haram estaría dispuesta a realizar el intercambio en un lugar secreto del país pero quedan por discutir términos concretos del canje, ya que las milicias quieren realizarlo de forma escalonada mientras que las autoridades nigerianas han solicitado la liberación simultánea de las jóvenes.

Otro obstáculo es el deseo de Boko Haram de hablar con todos y cada uno de sus comandantes detenidos antes de aceptar el intercambio, tarea que se antoja difícil porque, de momento solo ha podido hablar con seis de ellos, entre los que se encuentra el comandante Kabiru Sokoto, condenado en diciembre de 2013 por ordenar un atentado contra una iglesia en la localidad de Madalá hace dos años, en Navidad, que costó la vida a 37 personas. Los otros 24 comandantes detenidos se encuentran en paradero desconocido, según han confirmado estas fuentes a la cadena estadounidense. Las fuentes del CICR no se han prestado a hacer declaraciones.