Las Provincias

Obama ayudará a Trump para que tenga «éxito»

vídeo

Saludo entre Obama y Trump en el Despacho Oval. / Michael Reynolds (Efe) I Atlas

  • El presidente electo asegura estar "impaciente" por trabajar con su antecesor, a quien ha descrito como un "hombre muy bueno" al que no dudará en acudir

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha recibido hoy en la Casa Blanca a su sucesor, el republicano Donald Trump, para dar comienzo al proceso de transferencia de poderes que culminará el 20 de enero, cuando el millonario jurará el cargo.

Obama ha calificado el encuentro como una "excelente conversación" con su sucesor electo.

"Quiero decirle, señor presidente electo, que vamos a hacer todo lo que podamos para ayudarlo a que usted tenga éxito. Porque si usted tiene éxito, entonces todo el país lo tendrá", le ha dicho Obama a Trump en la histórica reunión.

Por su parte, el presidente electo ha asegurado que está "impaciente" por trabajar con Obama, a quien ha descrito como un "hombre muy bueno" al que no dudará en acudir para recibir consejo durante su Presidencia.

Obama ha añadido que "es importante para todos nosotros, más allá de los partidos y de las diferencias políticas, que estemos unidos".

Por su parte, Trump ha dicho sentirse "honrado" de estar en el Salón Oval, y ha festejado que la conversación, inicialmente prevista para ser meramente protocolar, terminara por extenderse mucho más allá de la agenda.

El encuentro, ha dicho el presidente electo, debía durar 10 o 15 minutos, y sin embargo "hemos estado hablando casi una hora y media".

"Hemos discutido muchos temas diferentes. Algunos muy buenos y algunas dificultades. Espero poder trabajar con el presidente en el futuro, inclusive recibir consejos", ha dicho Trump al final del histórico encuentro, y ha agregado que sentía un "enorme respeto" por Obama.

Dirigiéndose directamente a Obama, Trump ha dicho: "fue un gran honor estar aquí con usted, y espero poder estar con usted muchas otras veces en el futuro".

El actual y el futuro mandatario se han permitido incluso una rápida broma cuando el grupo de periodistas comenzó a lanzar preguntas dentro del Salón.

Obama ha tomado a Trump por el brazo y le ha dicho: "Aquí tienes una buena regla: nunca respondas preguntas cuando ellos comienzan a gritar".

La reunión ha comenzado sobre las 11:00 hora local (17:00 hora española) y representa el principio del traspaso de poderes entre Obama y Trump, quien ha prometido acabar con el legado del mandatario demócrata en inmigración, derogar su reforma sanitaria y romper el acuerdo nuclear logrado con Irán en julio de 2015.

El magnate salió de su Trump Tower en Manhattan, el centro de Nueva York, sobre las 09:00 hora local (15:00), aterrizó en Washington en su avión privado y llegó a la Casa Blanca a través del Jardín Sur de la Casa Blanca, que no es accesible al objetivo de las cámaras de televisión.

Después del triunfo en las elecciones del martes, Trump mantuvo reuniones privadas con su asesores más cercanos, llamó a su familia y a sus seguidores y conversó con su compañero de fórmula, Mike Pence, que se convertirá en el nuevo vicepresidente y en la persona encargada de asumir el mando si el presidente dimite o muere.

Este es el primer encuentro en persona entre Trump y Obama después de las elecciones, aunque ya hablaron por teléfono en la madrugada del miércoles sobre las 3:30 hora local (09:30).

Mientras Obama y Trump se han reunido en la Casa Blanca, la esposa de Trump, Melania, también ha mantenido un encuentro con la primera dama, Michelle Obama, reticente al primer plano de la política pero que se tomó las elecciones de una manera "personal" y defendió con fuerza a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

También hoy en la Casa Blanca está previsto que se reúnan a las 14:45 hora local (20.45), el vicepresidente de EE UU, Joe Biden, y su sucesor, Pence, que ya hablaron ayer por teléfono.

En la calle Pensilvania, que se encuentra enfrente de la Casa Blanca, ya están comenzando a montarse las tradicionales gradas con las que los ciudadanos contemplan la salida del antiguo presidente y la entrada del nuevo en la mansión presidencial el día de la investidura presidencial el 20 de enero.