Las Provincias

La UE lamenta el «retroceso» de Turquía en el cumplimiento de los criterios de adhesión

Protestas en Turquía por el cierre de un periódico
Protestas en Turquía por el cierre de un periódico / Sedat Suna (Efe)
  • En un informe sobre los avances del país en su proceso de acercamiento y posible integración en Europa detectan pérdidas de derechos desde el golpe de Estado fallido del pasado julio

La Comisión Europea lamentó el "retroceso" de los derechos en Turquía desde la intentona golpista de mediados de julio en un informe anual publicado este miércoles sobre el estado del proceso de adhesión de ese país a la Unión Europea.

"Ha habido un serio retroceso en los últimos 12 meses en el campo de la libertad de expresión", indica el informe del ejecutivo comunitario, que reitera su rechazo a la intención del gobierno turco de reintroducir la pena de muerte en el país. Turquía, cuyas negociaciones de adhesión al bloque comenzaron formalmente en 2005, debe cumplir como país candidato con las normas democráticas y de derechos de la UE de cara a su adhesión.

El comisario europeo de Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, reiteró que Ankara, como país candidato, debe cumplir con estos criterios, en un discurso en el Parlamento Europeo en Bruselas. "Es el momento en que Ankara nos diga lo que quiere realmente. Es un test para su credibilidad, pero también para la de la Unión Europea", agregó.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, puso en duda la voluntad de Ankara de adherirse al bloque, al lamentar que "se aleja cada día de Europa" en referencia a las purgas lanzadas por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, desde el intento del golpe de Estado militar de julio.

Turquía negó este miércoles las conclusiones del último informe de la Unión Europea, ya que, a su juicio, "distan de ser objetivas", en palabras del ministro truco de Asuntos Europeos, Ömer Çelik. "Este informe está redactado de una manera que no sirve a los intereses de las relaciones entre Turquía y la Unión Europea", dijo Çelik, estimando que varias de sus conclusiones "reflejan una falta de comprensión" de la situación en Turquía.