Las Provincias

Putin ve «histeria» en las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones de EE UU

Vladímir Putin.
Vladímir Putin. / Alexei Druzhinin (Efe)
  • El mandatario señala que los acuerdos con Obama para solucionar el conflicto sirio no han funcionado y advierte de que quienes "coquetean" con los terroristas "siempre pierden"

  • Propone un 'plan Marshall' para reconstruir los países árabes más afectados por conflictos armados

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha tildado este jueves de "histeria" las acusaciones de que Rusia estaría buscando influir en las elecciones de Estados Unidos favoreciendo al candidato republicano Donald Trump en detrimento de la demócrata Hillary Clinton.

"Entre los problemas míticos, imaginarios, está la histeria, no puedo llamarlo de otra manera, que se ha extendido en Estados Unidos sobre la influencia que tendría Rusia en las elecciones presidenciales", ha declarado Putin en un discurso sobre relaciones internacionales en Sochi, dedicado en gran parte a criticar a Estados Unidos.

El mandatario también ha admitido que los acuerdos con su homólogo estadounidense, Barack Obama, para el arreglo del conflicto en Siria no han funcionado. Ha destacado que el frente único contra el terrorismo que él propuso hace un año en la ONU no se ha podido forjar y ha subrayado que EE UU "tropieza una y otra vez con la misma piedra". Y ha advertido de que quienes "coquetean" con los terroristas "siempre pierden" en alusión a que EE UU, según el Kremlin, protege al Frente al Nusra.

"No han funcionado nuestros acuerdos personales con el presidente de EEUU. En Washington hubo círculos que hicieron todo lo posible para que no fueran llevados a la práctica", dijo. "Parecía que después de largas negociaciones, de enormes esfuerzos y compromisos difíciles finalmente se había logrado articular un frente único de lucha contra el terrorismo, pero no ocurrió", agregó.

Putin propuso también diseñar una especie de 'plan Marshall' para la reconstrucción de los países de Oriente Medio destruidos por la guerra, como Siria. "La magnitud colosal de las destrucciones exige la elaboración de un programa a largo plazo; Si se quiere, una especie de Plan Marshall para la reconstrucción de esta región asolada por guerras y conflictos", dijo, y aseguró que "Rusia está dispuesta a participar activamente en ese trabajo conjunto".

El jefe del Kremlin subrayó la necesidad de "poner en la agenda internacional el asunto de la reconstrucción de un sistema estatal, una economía y una esfera social firmes en los países de Oriente Medio".