Las Provincias

Australia y Ucrania dialogan sobre el derribo del MH17 y cooperación nuclear

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, el primer ministro australiano Tony Abbott.
El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, el primer ministro australiano Tony Abbott. / Reuters
  • El primer ministro australiano, Tony Abbott, reafirma el apoyo de su país a Ucrania por el derribo del avión

Los líderes de Australia y Ucrania dialogaron hoy en la ciudad de Melbourne sobre el derribo del avión de Malaysia Airlines el pasado julio, presuntamente por milicias prorrusas, y el fortalecimiento de la cooperación en materia nuclear con fines civiles.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, el primer ministro australiano, Tony Abbott, reafirmó el apoyo de su país a Ucrania por el derribo del MH17 en una zona de conflicto en el este de Ucrania, que mató a 298 personas, entre ellas 38 ciudadanos y residentes australianos.

Abbott también reiteró sus peticiones para que se dé "una investigación profunda sobre las responsabilidades" y pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, a demostrar que "es un gobernante y un patriota".

Australia, al igual que otras naciones, han acusado a Rusia por haber proporcionado misiles y ayuda militar a los rebeldes en este conflicto en Ucrania, que es considerado como la peor crisis de seguridad en Europa desde la década de 1990.

Por su parte, Poroshenko, que inició una visita oficial a Australia de dos días, indicó que habían tratado de la posible cooperación en el campo de la energía nuclear "de analizar la posibilidad de que Ucrania compre energía nuclear, estaciones nucleares".

"Hemos discutido acerca de la posibilidad de abastecernos de carbón australiano para nuestro sistema de energía", agregó el mandatario ucraniano.

El primer ministro australiano señaló que la seguridad energética es importante para Ucrania, que tiene problemas de abastecimiento de carbón y uranio, y que, además, una posible exportación contribuiría a la prosperidad de ambos países.

El Gobierno de Abbott ha dado unos 100 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar en las reformas económicas en Ucrania, y alrededor de un millón de dólares a la Cruz Roja, además de ofrecer ayuda no letal a las fuerzas armadas de este país.