Las Provincias

Edward Snowden.
Edward Snowden. / Archivo

Snowden se parece cada vez más a Putin

  • La vida privada del antiguo analista de la NSA en Moscú sigue siendo un misterio

El antiguo analista de la NSA, Edward Snowden, cuyas revelaciones pusieron al descubierto las prácticas de espionaje de Estados Unidos a través de internet, está recibiendo asesoramiento de los servicios secretos rusos para ocultar sus pasos. Al igual que sucede con el presidente Vladímir Putin, de Snowden se desconoce todo sobre su vida privada. Además, el joven estadounidense carece de vida pública.

Su abogado, Anatoli Kucherena, explica que tanta opacidad se debe a razones de seguridad y eso le obliga también a ir siempre rodeado de guardaespaldas. Snowden está reclamado por la Justicia estadounidense por apoderarse de documentos clasificados. Moscú se ha negado a conceder su extradición. Kucherena no descarta que el exagente, al que Rusia ha concedido asilo, pueda ser víctima de un atentado.

Pues bien, cuando ya todo el mundo se había olvidado de Snowden, pese a que su nombre sonó entre los candidatos a recibir el Premio Nobel de la Paz, aparece en Nueva York, el pasado día 10, el documental 'Citizenfour', de Laura Poitras, dedicado a las andanzas del espía fugitivo y a su mundo interior.

La filmación ofrece algunos detalles sobre su vida en Moscú, lo que ha permitido averiguar que se ha reencontrado con su novia, la bailarina Lindsay Mills, a la que conoce desde hace diez años. Ambos conviven en Moscú desde el pasado mes de julio. En la filmación, que podrá verse en los cines estadounidenses a partir del 24 de octubre, aparecen numerosas escenas de la pareja. En una de ellas los muestra mientras preparan una cena en el apartamento moscovita de Snowden.

Desde que él llegó a Moscú, el 23 de junio de 2013, procedente de Hong Kong y huyendo del acoso de EE UU, son contadas las fotos que se han podido ver del colaborador de la NSA. La agencia RIA-Nóvosti público una instantánea de Snowden y Mills asistiendo, a finales de julio, en el Teatro Bolshói a la opera de Rimski-Korsakov 'La novia del zar'.

Preguntado si hay boda a la vista, Kucherena sostiene que eso es algo "imprevisible". El letrado ruso anda ahora en trámites para conseguir también para Mills un permiso de residencia. Se comenta que ella decidió separarse de su novio después de que éste "traicionara" a su país poniendo al descubierto los programas de escuchas y seguimiento en la red de la NSA, pero después reconsideró su postura.

Kucherena afirma que la reaparición de Mills en la vida del exagente "ha supuesto para él un gran espaldarazo moral". Snowden recibió asilo en Rusia en el verano de 2013 y el pasado mes de agosto le ha sido prolongado el mismo estatus por otros tres años.