Las Provincias

El padre del niño abandonado con síndrome de Down abusó de menores

Pattaramon Chanbua sostiene al pequeño Gammy, de siete meses.
Pattaramon Chanbua sostiene al pequeño Gammy, de siete meses. / Afp
  • El hombre fue encarcelado en 1998 por abusar de un niño de 13 años, circunstancia conocida por su actual mujer

El padre del niño con síndrome de Down abandonado en Tailandia cumplió condena en una prisión de Australia por cometer actos indecentes con un menor, ha informado la prensa local.

Según la televisión australiana Channel 9, el hombre, originario del estado de Australia Occidental y cuya identidad aún no ha sido revelada, fue encarcelado en 1998 por abusar de un menor de 13 años, circunstancia conocida por su actual mujer.

La pareja está acusada de llevarse una niña gestada por una madre de alquiler tailandesa, Pattaramon Chanbua, y abandonar a su hermano gemelo, Gammy, nacido con síndrome de Down y problemas cardíacos. Ambos aseguraron desconocer la existencia del niño y se escudaron en el complicado proceso de alquiler y las dificultades con el idioma en una entrevista a la cadena ABC mientras que en Channel 9 han puesto en duda que Pattaramon fuera la madre que alquilaron.

La madre de alquiler pide la devolución de la niña

Pattaramon, que declaró que la pareja le ofreció 16.000 dólares australianos (14.898 dólares o 11.094 euros) por gestar un hijo para ellos, ha pedido la devolución de la niña tras conocer la condena contra el padre. "Estoy muy preocupada por mi niña. Necesito la ayuda de quien pueda devolverme mi niña lo antes posible. Esta información me pone enferma", ha dicho Pattaramon al grupo Fairfax, que destapó el caso la semana pasada.

Una campaña solidaria en Australia ha recogido 200.000 dólares australianos (186.000 dólares o 139.000 euros) para ayudar a la madre sufragar los gastos del tratamiento médico del bebé, ingresado en un hospital por una infección pulmonar.

El caso ha creado una gran polémica en la sociedad australiana donde las autoridades han intensificado el cierre de agencias que se dedican a encontrar vientres de alquiler en Tailandia.

Las autoridades tailandesas han abierto una investigación sobre el uso de estas madres de alquiler, recurso que, según la ley local, solo está autorizado en el caso de que esta mujer sea familiar de los padres y prohíbe que la gestación se haga a cambio de dinero. Un alto cargo del ministerio de Salud, Arkom Praditsuwan, ha dicho al diario 'The Nation' que hasta el momento se han detectado siete clínicas registradas que realizan este tipo de operaciones y otras cinco son sospechosas de hacerlo ilegalmente. Arkom ha indicado que en el caso de la pareja australiana la operación fue realizada en una clínica privada que ya ha cerrado mientras que el parto tuvo lugar en un hospital privado de las afueras de Bangkok.

En Australia, solo los habitantes en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, y en el Territorio de Canberra tienen prohibido contratar este tipo de servicios en el extranjero. Se estima que unas 200 parejas australianas se encuentran en espera para adoptar un bebé tailandés mediante este procedimiento.