Xirivella recuperará 500.00 euros de 1,3 millones en impuestos pendientes de cobro

Una sentencia del Tribunal de Cuentas condena al exrecaudador a cubrir una sanción de medio millón tras prescribir el plazo de recaudación

M. COSTA

valencia. El Departamento Segundo del Tribunal de Cuentas ha dictado sentencia por la prescripción de 1,32 millones de euros en impuestos entre los años 2005 y 2011, durante la etapa de gobierno socialista de Xirivella), y ha condenado al exrecaudador a una sanción de 516.742 euros, según informó ayer el PP de Xirivella.

Según la sentencia del Tribunal de Cuentas, que resuelve la demanda que interpuso el PP en 2013, «la recaudación en el Ayuntamiento de Xirivella en el momento que se enjuician los hechos era desempeñada conjuntamente por el agente colaborador y la corporación local» que compartían en aquel momento PSPV y Esquerra Unida.

La resolución subraya que «al Ayuntamiento le competía ejercer las funciones superiores de dirección, organización, administración y autoridad, siendo el jefe inmediato del este agente colaborador», el exrecaudador.

El PP explica que la sentencia del Tribunal de Cuentas «disculpa parte de la demanda al exrecaudor», pues le impone una sanción de 516.742 euros y la demanda se interpone por valor de más de 1,3 millones de euros.

Además, el grupo popular señala que «el tribunal no actúa contra ese equipo de gobierno porque no existe demanda alguna contra ellos», si bien la resolución «insiste en reiteradas ocasiones en que en la producción del daño, la acción u omisión del Ayuntamiento fue de tal intensidad que sin ella el menoscabo no se hubiera producido».

La demanda fue interpuesta por el exalcalde del PP Enrique Ortí a raíz de la firma de un decreto de Alcaldía por parte del anterior gobierno socialista, en junio de 2011, por el que se declaraba «la prescripción de las deudas tributarias pendientes de cobro desde el año 1991 hasta 2006», que ascendían a los 1,32 millones de euros.

El PP de Xirivella destaca que la firma del decreto «se produjo dos días antes de que tomara Ortí el relevo como alcalde», tras las elecciones. Según los populares, «el Ayuntamiento perdió sus derechos de cobro al no notificar a los deudores su obligación en un período superior a cuatro años».

Ante estos hechos, el equipo de gobierno del PP dio parte a la Sindicatura de Comptes para que algún organismo competente dictaminara si la actuación se ajustaba a derecho o se había incurrido en algún tipo de negligencia grave.

La Sindicatura, una vez analizadas las actuaciones y «constatado el menoscabo económico para el Ayuntamiento», puso en conocimiento del Tribunal de Cuentas la situación, que ha dictado la sentencia condenatoria cuatro años después.

Para el PP de Xirivella, la resolución «pone en evidencia la falta de diligencia y de cumplimiento de sus obligaciones del entonces equipo de gobierno, del que formaba parte el hasta hace poco edil de Xirivella, Michel Montaner, y que ahora es socio de gobierno del actual alcalde, Ricard Barberà de Compromís».

Montaner destacó ayer que «tanto esta sentencia como la primera del Tribunal de Cuentas deja muy claro que no hay responsabilidad política. Ortí sigue manipulando y engañando a los ciudadanos. Él fue quien hizo la denuncia expresa contra el recaudador, que es a quien se condena, y no contra ningún político». Montaner acusó al líder del PP «de hacer política en los juzgados, como demuestra la denuncia que me ha puesto por no subir los impuestos a los vecinos. Debería pensar más en la ciudadanía y menos en sus intereses políticos».

Por su parte, el alcalde de Xirivella, Ricard Barberà, señaló que «la cantidad adeudada es alta porque se trata de una deuda que se arrastra desde hace muchos años y que legalmente ya no se puede reclamar pero lo que sí es cierto es que ahora se están haciendo las cosas mucho mejor, con mucho más control y rigor, con ayuda también de la Diputación. Hoy esta situación ya no se produciría».

Fotos

Vídeos