La Xenillet Band vuelve a dar la nota contra la exclusión

Una imagen del videoclip 'Juanito Sarampión'. / lp

Más de una veintena de vecinos participan en un videoclipEl grupo nació hace algo más de un año en la escuela de música de la Asociación Nova Vida y cuenta con medio centenar de alumnos

ADA DASÍ TORRENT.

Con mucha ilusión y ganas de mostrar todo lo que son capaces de hacer, la Xenillet Band lanzó su segundo videoclip en las redes sociales hace apenas unas semanas y , en todo este tiempo ya cuenta con cerca de 100.000 vistas, frente a las 300.000 que tuvo su primera iniciativa hace un año.

En esta ocasión, interpretan el tema 'Juanito Sarampión' con el que pretenden dar una visión de lo que es barrio del Xenillet de Torrent y la diversidad cultural que lo caracteriza. Más de una veintena de niños participan en el vídeo, grabado principalmente en varias localizaciones de la ciudad y en el que se narra la historia del hijo de un matrimonio formado por un gitano y una cubana, que va a casarse con una mujer hindú.

Esta mezcla racial permite unir los ritmos de la salsa cubana con el flamenco y crear una melodía pegadiza que no pasa desapercibida. En él participan otros artistas conocidos como Rafael Vargas, el Chino, y Alba, La Negra, entre otros, de Torrent y municipios cercanos, aunque la mayor parte del trabajo corre a cargo de los alumnos de la escuela de música del barrio torrentino.

El primer trabajo de estas características surgió el año pasado bajo el nombre de 'Carne de cañón', interpretado por Marcos Martins, finalista de la Voz, con el que se pretendía poner de manifiesto que hay opciones para salir de las calles y tener un futuro, para romper las barreras de la exclusión y trazar un nuevo rumbo en sus vidas con el que dejar atrás el estigma de haber nacido en un determinado barrio.

Con esta nueva iniciativa «queremos transmitir el valor de la igualdad, la idea de que todos somos iguales y que lo importante es el corazón», señala el presidente de la Asociación Nova Vida, precursora de la escuela de música, Javier Noguera. Noguera advierte que el objetivo de poner en marcha esta oferta educativa es el de «sacar a los niños y jóvenes de la calle y darles una nueva oportunidad a través de la música, que es lo que mejor saben hacer».

Este proyecto integrador y formativo se gestó hace tres años y, ahora, tienen un local cedido por el Ayuntamiento para que los alumnos puedan asistir a las clases de solfeo e instrumento, e incluso puedan realizar sus mezclas musicales en cabinas y ensayar en grupo. «Hemos tenido varios alumnos que han llegado al conservatorio», explica Noguera, «así pueden tener un futuro en el mundo de la música».

No obstante, como señala el director de la escuela y creador de la Xenillet Band, Antonio Bustamante, «este año lo tenemos difícil para ponerla en marcha». «Los niños ya se acercan a preguntarnos cuándo empiezan las clases pero no tenemos suficiente financiación», explica, «aunque el 90% de la gente que colabora lo hace de forma voluntaria, por lo menos, queremos pagar la gasolina de los profesores que se desplazan hasta aquí de otros municipios», comenta.

Durante estos años, han tenido una media de 50 alumnos y ante la expectación que levanta Bustamante avanza que «abriremos como sea, al menos para que los niños y jóvenes tengan un lugar al que poder acudir».

Desde hace casi una década la Asociación Nova Vida, está realizando una labor integradora en el barrio del Xenillet. Allí, dispone del campo de fútbol del Alter, cedido por el Consistorio, para ofrecer a los niños la posibilidad de practicar este deporte, siempre y cuando cumplan con las obligaciones del colegio. El club deportivo Evangélico F.C., reúne a más de 120 niños, adolescentes y jóvenes en riesgo de exclusión social de hasta 16 nacionalidades distintas. Conscientes de las necesidades de la barriada como es el absentismo escolar, esta actividad «les motiva y lo aprovechamos para que tenga su reflejo en los resultados académicos», destaca Noguera.

Fotos

Vídeos