Vecinos piden más vigilancia en La Vallesa por oír disparos «fuera» de la zona acotada de caza

Agentes de la Policía Local, durante un control en un camino de acceso. / lp
Agentes de la Policía Local, durante un control en un camino de acceso. / lp

La Policía Local de Paterna ha realizado desde el inicio de la temporada 34 controles a cazadores y ha abierto dos infracciones administrativas

MARINA COSTA PATERNA.

Vecinos de La Vallesa han pedido que se amplíe la vigilancia en este enclave natural tras alertar de la presencia de cazadores y escuchar disparos «en zonas externas a las acotadas para la caza» y han mostrado por ello su preocupación, dado «el elevado número de personas que cada día pasean por La Vallesa, bien caminando o en bicicleta. Se puede generar un riesgo innecesario», explican desde la Junta de Barrio de La Canyada donde recientemente se llevó este asunto como punto del orden del día.

Las «quejas de vecinos por cazadores en el bosque de La Vallesa fuera del coto privado» genera «intranquilidad, lógicamente, porque este espacio natural es muy extenso y muchísima gente lo utiliza cada día para dar una vuelta, caminar o hacer ejercicio».

Poco después de empezar la temporada de caza, la actividad cinegética es habitual en las zonas habilitadas para ello en enclaves naturales de Paterna como La Vallesa o La Mola. Precisamente desde el inicio, la Policía Local ha realizado un total de 34 controles de licencias de armas, de caza, seguros de responsabilidad civil y documentaciones de carnés de apoyo.

Durante este tiempo, «se han detectado dos infracciones administrativas que luego se subsanaron, al presentarse la documentación requerida correspondiente. En este caso, por no portar la licencia de caza», según explicaron ayer desde la Policía Local de Paterna.

Este cuerpo dispone de una Unidad de Emergencias y Medio Ambiente que es la encargada de efectuar este tipo de controles en los accesos a las zonas para la actividad cinegética. Así, a partir de las seis de la mañana, una hora antes del horario habitual, seis agentes de dicho equipo acuden a las zonas comunes de caza o de aprovechamiento común de La Vallesa y La Mola para realizar «controles de documentación, de licencias, munición y seguros de responsabilidad civil a los cazadores que usan estas áreas».

Este dispositivo policial específico se encarga, especialmente los fines de semana, de recorrer estos espacios situados en la zona boscosa de La Vallesa para realizar los controles y comprobar que la actividad cinegética «se realiza con todas las garantías de seguridad y legalidad, tanto para los cazadores como para las personas que acuden a pasear o realizar deporte».

Refuerzo

Estas tareas de control las realizan normalmente los agentes de la Guardia Civil encargados de tareas medioambientales en otras poblaciones. Si bien, en el caso particular de Paterna, con un término repleto de zonas verdes boscosas, la Policía Local efectúa también, desde esta unidad específica, este tipo de tareas.

La normativa en estas áreas determina de manera muy concreta dónde y cómo se puede realizar la actividad que regula. «No se puede disparar a menos de 25 metros de un camino o sendero de paso, a menos de cien metros de una autovía y tampoco se puede, por ejemplo, disparar en dirección a zonas pobladas por un posible alcance de munición», detallan fuentes policiales.

Cuatro agentes por turno realizan estos controles durante los fines de semana, especialmente, a primera hora de la mañana que es cuando los cazadores acuden a estas áreas de aprovechamiento común. La temporada está previsto que finalice en el mes de diciembre. Hasta entonces los controles «se seguirán realizando».

Fotos

Vídeos