Vecinos de Paterna recogen más de 4.200 firmas para trasladar el tanatorio de Santa Rita

Vecinos protestan con pancartas en una de las movilizaciones organizadas en Santa Rita. / lp
Vecinos protestan con pancartas en una de las movilizaciones organizadas en Santa Rita. / lp

Los residentes retoman las movilizaciones y preparan una nueva campaña en la que llenarán la calle Viriato de «ataúdes y lápidas reivindicativas»

MARINA COSTA PATERNA.

Los vecinos del barrio de Santa Rita llevan recogidas más de 4.200 firmas para tratar de trasladar fuera del casco urbano de Paterna el tanatorio que se está construyendo en el barrio, en concreto, en la calle Viriato.

Los residentes están preparando nuevas movilizaciones tras el verano para «recalcar que nosotros no estamos en contra del tanatorio, estamos en contra de que se instale en el barrio y al lado de nuestras casas. No queremos ver coches fúnebres ni gente llorando las 24 horas del día», explicó ayer el presidente de la Asociación de Santa Rita y de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Paterna (Favepa), Jesús Fernández. Las obras de la controvertida instalación, que cuenta con los permisos necesarios y una reciente sentencia judicial a su favor, prosiguen con normalidad mientras, paralelamente, el Ayuntamiento mantiene abierta una negociación con el promotor para consensuar una ubicación alternativa fuera del casco urbano.

«Los vecinos no dormimos tranquilos porque la obra avanza y avanza y luego será mucho más complicado revertir todo eso. No podemos quedarnos de brazos cruzados y, por eso, continuamos con la recogida de firmas que empezamos antes del verano y ya estamos trabajando en una nueva campaña reivindicativa», subrayó Fernández.

De este modo, los residentes de Santa Rita proyectan elaborar piezas decorativas de carácter fúnebre como ataúdes y lápidas para «redecorar la calle Viriato como si fuera un cementerio. También vamos a hacer pancartas con las que queremos cubrir fachadas y portales. Es lo único que podemos hacer. Protestar».

El avance de las obras hace temer a los residentes que el tanatorio «finalmente se abra pero también sabemos que se tendrá que cerrar porque la presión vecinal va a seguir ahí. Estamos hablando con vecinos y asociaciones para, en caso de que el tanatorio comience a funcionar, no se haga uso del mismo. Queremos que funerarias y aseguradoras conozcan el malestar que existe en el barrio y en Paterna por este motivo».

Desde la asociación de Santa Rita esperan que el proceso de negociación abierto entre el promotor y el Ayuntamiento «llegue por fin a buen puerto y no tengamos que tomar ninguna medida de presión. Es verdad que actualmente nos sentimos apoyados por el Ayuntamiento y todos confiamos en que el proceso llegue a buen puerto y se pueda frenar este sinsentido. No queremos perjudicar a nadie. Solo que se nos escuche. A nadie le gustaría tener un tanatorio al lado de su casa».

El promotor retomó hace varios meses las obras, tras la última sentencia a su favor, «con todos los permisos y todos los requisitos en regla». En un comunicado, el impulsor destacó en aquel momento que su objetivo siempre había sido «ofrecer un servicio accesible y no molesto» pero también mostró su predisposición a abrir un proceso de negociación que sigue activo.

El concejal de Urbanismo, Carles Martí, señaló antes del verano que «lo importante es continuar buscando esa salida negociada con el promotor que satisfaga a todas las partes». El objetivo del Consistorio es retomar los encuentros en próximas semanas para tratar con el promotor las alternativas puestas sobre la mesa. Una parcela en Fuente del Jarro y otra junto al cementerio son las dos opciones en firme planteadas hasta el momento.

Fotos

Vídeos