Vecinos denuncian la ocupación de las naves abandonadas en el polígono de la Patacona

Una de las naves con las puertas abiertas, en el polígono de La Patacona, ayer. / lp
Una de las naves con las puertas abiertas, en el polígono de La Patacona, ayer. / lp

Los residentes piden actuaciones al Ejecutivo ante el «posible efecto llamada» mientras el Consistorio aumenta la vigilancia y estudia instalar alumbrado

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

La pequeña concentración residual de naves situadas en pleno barrio marítimo de la Patacona sigue siendo un quebradero de cabeza para el Consistorio de Alboraya. En las últimas semanas, diferentes residentes del barrio han denunciado la presencia de okupas en algunos almacenes abandonados en este pequeño polígono, provocando que los mismos se queden abiertos durante todo el día.

En esta línea, los afectados detallaron que «cuando empieza a anochecer se ven cómo los grupos acceden a estas naves». «Creemos que pueden estar resguardándose del frío, aunque no sabemos muy bien quienes son», detallaron los afectados, que demandaron al Consistorio que aumente las medidas de seguridad en este espacio, ya que «estos almacenes están a escasos metros de las viviendas y de un centro escolar».

«Les hemos visto cómo entran a estas dotaciones con materiales y equipamientos», explicaron los alborayenses que aseguraron que «estas ocupaciones no se limitan a las naves industriales» sino que también se han podido presenciar en edificios emblemáticos con los Silos de Vinival. «Alguna noche hemos visto que incluso se encienden hogueras», subrayaron los testigos, que alertaron del «riesgo de incendio de alguna estructura si se permiten estas prácticas». Precisamente, recordaron que «el año pasado se declaró un fuego en uno de los solares de las inmediaciones donde a menudo se sufren vertidos ilegales».

En relación a este hecho opinó la presidenta de la Asociación de Vecinos Patacona - Vera, Ana María López, la cual reivindicó la necesidad de que el Ayuntamiento actúe «para que ningún vecino tenga ningún problema» y evitar un «efecto llamada». De igual manera, criticó que «toda la zona de alrededor del polígono esté oscura» y exigió «que se incremente el alumbrado público en dicho espacio».

Al respecto, el concejal de seguridad en el Ayuntamiento de Alboraya, Sebastián Torres, aclaró que «tenemos constancia de que desde el pasado verano en la zona merodean grupos de chatarreros que acceden a las naves con el objetivo de encontrar materiales con los que sacar algún beneficio económico». «No hemos detectado pruebas de que nadie esté pernoctando en esta zona», aclaró el concejal, que envió un mensaje de tranquilidad a los residentes: «no son gente peligrosa». A pesar de todo, aclaró que «se ha aumentado la presencia policial en el polígono y la patrulla frecuenta el parque industrial e identifica a las personas que acceden a las naves».

Precisamente, el responsable apuntó que «desde Urbanismo estamos intentando buscar a los dueños de estas propiedades asaltadas, pero la gran mayoría pertenecen a bancos y no se están haciendo cargo de las mismas. A pesar de tratarse de propiedades privadas, estamos buscando posibles soluciones y alternativas», lamentó.

Igualmente, el portavoz manifestó que «hemos entrado en conversaciones con algunas empresas para intentar ejecutar las acometidas de luz desde las propias instalaciones y así posibilitar el poder sacar algún foco a la vía afectada, que es el camino 27». Además el edil aseguró que «se está estudiando también poder hacer alguna conexión desde el alumbrado público que hay en la avenida Blasco Ibáñez». Torres reconoció que «esta zona es una boca de lobo que nos causa problemas, pero que el Ayuntamiento está trabajando para ponerle solución».

Fotos

Vídeos