Usuarios denuncian deficiencias en el polideportivo municipal de Almàssera

Uno de los bancos rotos de los vestuarios. / lp
Uno de los bancos rotos de los vestuarios. / lp

El Consistorio alude a «problemas puntuales» ante las quejas de los afectados que critican el mobiliario roto, los equipamientos viejos y fallos en la luz y el agua

DANIEL NAVARRO ALMÀSSERA.

Los usuarios del polideportivo municipal de Almàssera ya están «hartos» de las continuas deficiencias que sufre la instalación, «fruto del paso del tiempo y de la falta de mantenimiento del Ejecutivo».

En esta línea, los afectados subrayan «el suplicio» que es hacer uso de las instalaciones, donde la mayoría del equipamiento está roto, es viejo o desaparece de repente, un asunto que «necesita de una solución por parte del Consistorio de manera urgente, ya que esta instalación municipal es utilizada por más de 500 deportistas locales, que a diario tienen que sufrir este tipo de problemas».

Precisamente, los perjudicados explicaron que «hay una gran parte del mobiliario roto». «Hay pilas de los baños partidas , lo que puede ser un peligro, especialmente para los niños pequeños que se pueden cortar, ya que se quedan al aire materiales afilados». De igual manera, explicaron que «también los bancos de los vestuarios están en muy mal estado, algunos están rotos y otros fueron sustraídos y no han sido repuestos».

Asimismo, aseguraron que «muchas personas se ven obligadas a irse a lavarse a su casa porque algunas duchas tienen rotos los mandos y además hay problemas constantes en la presión del agua, ya que apenas tiene presión o las temperaturas se regulan mal».

No obstante, los problemas parecen no estar limitados a las dependencias externas a las zonas deportivas, pues las principales estructuras tampoco se encuentran en muy buen estado. «Algunas porterías tienen las redes completamente rotas, un asunto que puede causar problemas para los equipos locales, ya que la Federación Valenciana de Fútbol exige que estos equipamientos estén en buenas condiciones», detallaron.

«El césped del campo de fútbol también necesita reparaciones», detallaron. «Hay zonas, como los puntos de córner, donde prácticamente ha desaparecido, por lo que sería conveniente que al menos se llevara a cabo algún parcheado que lo recupere».

Tampoco parece estar en condiciones óptimas el sistema de iluminación de la zona. «La red de focos es muy vieja, lo que provoca que cuando hay partidos a última hora los campos a penas están iluminados», explicaron. «No es un asunto de cambiar unos cuantos focos, si no de sustituir todo el conjunto, ya que están muy viejos», detallaron. La situación, se suma a las roturas que se dan en algunas llaves de luz».

«Hemos pedido en varias ocasiones al concejal de Deportes, Aitor Ramón, que venga y vea 'in situ' estos problemas, pero nos evita», lamentaron.

El asunto se ha trasladado en diferentes ocasiones al pleno municipal, donde algunos grupos políticos han presentado mociones exigiendo mejoras en el polideportivo municipal.

El alcalde de Almàssera, Ramón Puchades, aseguró a LAS PROVINCIAS que «la instalación ya es muy antigua y tiene los problemas propios de un polideportivo de estas características». No obstante, apuntó a «la imposibilidad del Ayuntamiento de hacer grandes inversiones, debido a la delicada situación económica en la que lo dejó el Partido Popular».

Precisamente, el primer edil, aseguró que «estas quejas tienen un trasfondo político» y subrayó que «no se ha presentado por registro de entrada ninguna queja por este asunto», a pesar de que «estamos en constante comunicación con las escuelas deportivas que hacen uso de esta instalación».

De igual manera, el regidor recordó que «se han hecho inversiones en la zona en estos últimos años, por lo que, estamos atentos de la situación real de la misma y si es necesaria reparar alguna cosa en concreto, lo haremos».

Puchades recalcó que la mayoría de problemas son «casos puntuales, que nada tienen que ver con la realidad del polideportivo» y achacó los mismos a «algún acto vandálico reciente». «Aprovechando el inicio de la temporada se hará una revisión del estado general y en la medida que se pueda se procederá al reparado», concretó.

Estas no son las primeras quejas por el abandono de las instalaciones deportivas de Almàssera. Precisamente, este verano se sucedieron las incidencias por el mal estado de la piscina municipal. La rotura de gran parte del gresite, la mala calidad del agua, donde proliferaban las algas tiñendo de color verde la instalación; o la falta de cuidado del ajardinamiento y los equipamientos, fueron solo algunas de las quejas.

Fotos

Vídeos