La unidad de mediación de la Policía Local de Torrent resuelve una decena de casos

Este servicio se completó hace cuatro meses con el arbitraje en los procesos intrajudiciales penales en el que es pionero en España

ADA DASÍ

torrent. La unidad de mediación de la Policía Local de Torrent ha intervenido en 41 expedientes extrajudiciales, de los que un 25%, cerca de una decena, han concluido con un acuerdo, durante el año desde su puesta en funcionamiento. Por otra parte, y respecto a la medicación intrajudicial, es decir, cuando ya se ha iniciado el proceso en los juzgados, han atendido 18 casos con un total de tres a los que se ha llegado a acuerdos reparadores, en los cuatro meses que lleva en marcha este servicio.

Esta unidad se creó el 7 de junio de 2016 y está compuesta por un inspector, criminólogo, y un oficial, psicólogo, de la Policía Local, con la formación necesaria acreditada por el Ivaspe y por otras instituciones.

El objetivo es «prestar un servicio de ayuda a las personas para resolver, de la mejor manera posible y más rápidamente, las situaciones de conflicto que puedan surgir de la convivencia diaria, y tratar de evitar que éstos acaben en largos y penosos procesos judiciales o administrativos».

El servicio es gratuito para los solicitantes y se atienden conflictos que pueden surgir en la convivencia ciudadana como por ejemplo entre comunidades de vecinos, en el ámbito rural o también en el escolar y familiar, siempre y cuando exista voluntad por las partes. En estos casos, interviene un policía local para mediar entre ambas partes de forma confidencial, neutral y con imparcialidad.

A finales del mes de febrero, a este servicio de mediación extrajudicial, se suma la mediación intrajudicial en procedimientos abreviados en la fase de enjuiciamiento y ejecución penal, con la llegada de la magistrada jueza, Amparo Salom Lucas, al Juzgado de lo Penal número 18 de Valencia, que tiene su sede en Torrent.

De esta forma, esta unidad se convierte en la primera unidad policial mediadora en España que instruye acuerdos reparadores en estos procedimientos para buscar y encontrar una opción alternativa a los procesos penales tradicionales. Es lo que se denomina «justicia restaurativa», que permite a las partes implicadas una solución de los problemas resultantes de la infracción penal con la ayuda y colaboración del agente policial.

En este tipo de mediación se han atendido 18 casos y se han resuelto tres. Se tratan de supuestos específicos en los que el acuerdo mediador puede tener relevancia en la cuantía de la pena del agresor a través de un atenuante de reparación o de la decisión judicial de sustituir o suspender la pena. Además, también supone ventajas en la ejecución como la clasificación en tercer grado o la libertad condicional.

Esta unidad se puso en marcha «como consecuencia de la actual demanda social en la resolución de conflictos a las administraciones públicas por parte de la ciudadanía», y «teniendo en cuenta la saturación judicial y administrativa en la resolución de conflictos, unido al considerable gasto que conlleva y las innecesarias demoras en el tiempo», señalan fuentes municipales.

Fotos

Vídeos