El Tribunal Supremo anula una sanción de tráfico de los fotorrojos en Catarroja

Una semáforo con fotorrojo en una calle de Catarroja. / J. MONZÓ
Una semáforo con fotorrojo en una calle de Catarroja. / J. MONZÓ

La Sala no admite el recurso de casación del Consistorio y le condena a pagar las costas del proceso que se elevan hasta los 2.000 euros

D. NAVARRO/AGENCIAS CATARROJA.

La Sala Tercera del Tribunal Supremo confirmó ayer la anulación de una sanción de tráfico por infracción grave, consistente en saltarse un semáforo en rojo en un paso de peatones, interpuesta en función de la imagen captada por uno de los dispositivos conocidos como fotorrojos en el municipio de Catarroja .

En concreto, la Sala no admite el recurso de casación interpuesto por el Ejecutivo contra una sentencia que se remonta al 9 de noviembre de 2014 y que decretaba la nulidad de las sanciones de 200 euros y detracción de 4 puntos impuestas por este municipio a un automovilista que supuestamente rebasó un semáforo en rojo. Además, al condenado se le imponían unas costas de 2.000 euros.

El Ayuntamiento recurrió la sentencia al considerar que la decisión judicial era «errónea y gravemente dañosa para el interés general» y le pidió que declarase que «los dispositivos conocidos como fotorrojos no están sometidos al control metrológico del Estado por no existir directivas o reglamentos comunitarios ni normativa española que impongan o exijan dicho control del Estado».

Sin embargo, el reciente fallo inadmite ahora este recurso al no considerar errónea la doctrina plasmada en la sentencia, que declara que el dispositivo fotorrojo empleado por la administración realizaba medición lumínica, a pesar de «no estar sujeto a control metrológico».

Ahora los magistrados del Supremo concluyen que el Ayuntamiento pretende que la Sala declare como doctrina legal «que una imagen captada por un dispositivo exento de control metrológico es un medio de prueba válido para sancionar», algo que ellos no rechazan, pero sí se oponen a que «el dispositivo esté exento de control metrológico», porque entienden que sí que hace mediciones.

A raíz de esta situación, la agrupación de Automovilistas Europeos Asociados recordó aseguró que el fallo «reitera lo que ya se dijo en noviembre de 2015 sobre las infracciones de semáforo captadas por el sistema «fotorrojo», en contestación a otro recurso planteado por el Ayuntamiento de San Sebastián que, además, fue el motivo por el que desde entonces el consistorio donostiarra dejó de utilizar este sistema de captación de imágenes de dudosa legalidad».

La asociación indica que ya hace casi una década que denunciaron por primera vez «la inseguridad jurídica y falta de garantías de este sistema de captación de imágenes», una situación que, según apuntan, «corroboran distintos juzgados y tribunales de España que han anulando sanciones impuestas por distintos consistorios en este sentido».

El sistema de los fotorrojos fue implantado en el primer semestre de 2015 en Catarroja, Beniparrell, Sedaví, Picanya, Quart y Massanassa. En Catarroja, el alcalde, Jesús Monzó, solicitó a la Mancomunidad de l'Horta Sud, firmante del contrato, su rescisión por «incumplimientos» porque «los vídeos no cumplen con los condicionantes técnicos que constan en el contrato» o no ejecutar «el cambio de ubicación de algunas cámaras». En esta línea, la propia Mancomunidad llevó a cabo la suspensión temporal del sistema ante la disparidad de sentencias.

Fotos

Vídeos