Torrent y Valencia inician la búsqueda de los terrenos para crear el refugio de animales

El alcalde, Jesús Ros; el concejal de Compromís, David Baviera, y el resto de representantes en la constitución de la comisión en Torrent. / lp
El alcalde, Jesús Ros; el concejal de Compromís, David Baviera, y el resto de representantes en la constitución de la comisión en Torrent. / lp

Esta iniciativa evitará que los perros recogidos en la capital de l'Horta Sud tengan que viajar 150 kilómetros hasta el centro que presta el servicio actualmente

A. DASÍ

torrent. Los Ayuntamientos de Torrent y Valencia han dado un paso más para la creación del refugio de animales conjunto, de titularidad pública, en respuesta a las continuas demandas de las protectoras y animalistas. De esta forma, la capital de l'Horta Sud evitará que los perros recogidos en sus calles tengan que viajar 150 kilómetros, hasta Vinaròs, donde se encuentra el centro que actualmente presta este servicio y, por otra parte, Valencia, solucionará el problema de falta de espacio de las instalaciones, garantizando la proximidad y la eficiencia en la prestación de este servicio.

Tras la firma el pasado mes de noviembre de un protocolo de intenciones entre ambas instituciones, ayer se constituyó la comisión de trabajo que tiene como objetivos buscar la localización y estudiar las dimensiones del centro, y analizar la viabilidad jurídica, económica y técnica de la gestión conjunta.

Sus componentes son, por parte de Torrent, el concejal de Compromís, David Baviera, quien también ostenta el cargo de vicepresidente del Consell de Benestar Animal, y el funcionario Joan Tamarit, y de Valencia, el técnico de Protección Animal, Fermín Quero, y el representante de la Federación Valenciana de Protectoras de Animales (Fedenva), José Manuel Gil.

En esta reunión de constitución del nuevo órgano, estuvieron presentes, el alcalde Jesús Ros, junto a las concejalas de Bienestar Animal de Valencia, Glòria Tello, y de Torrent, Nadia Marín, quienes destacaron la importancia del proyecto puesto que con «este compromiso por parte de los dos ayuntamientos, crearemos un espacio para cuidar a nuestros animales con una buena calidad de vida».

También asistieron los portavoces de los grupos municipales locales, así como el secretario del Ayuntamiento y una representación de la Unión de Protectores de Animales (UPA) de Torrent, para ofrecer su colaboración.

Los presentes, expresaron la importancia de la dimensión metropolitana de este servicio y de dotar a los animales abandonados de un espacio idóneo y sin contar con el sector privado, puesto que «no se puede sacar un lucro de la vida de los animales».

Además, los miembros de la comisión señalaron la necesidad de «potenciar la concienciación entre la sociedad para acabar con el problema del abandono», y conciben este órgano como «un espacio de debate y de estudio sobre todos los temas que implica tanto el refugio como los derechos de los animales».

Por su parte, Glòria Tello, recordó que el proyecto «está abierto a los municipios que quieran sumarse». «Trabajar de forma mancomunada es una línea innovadora entre dos municipios grandes, pero esto marcará un antes y un después en el resto», explicó y añadió que «la lógica hace que los municipios se mancomunan para este tipo de acciones, ya que es una vía de gestionar los centros de animales sin externalizar y sin emplear prácticas no habituales en políticas animalistas. El futuro pasa por crear sinergias».

En este sentido y después de un mes de la firma del protocolo de intenciones, el alcalde de Torrent, Jesús Ros, destacó «el interés a dar solución a un problema que es de la gran mayoría de municipios del área metropolitana. Una iniciativa que tiene la idea de sumar también al resto de ayuntamientos de la Horta Nord y la Horta Sud, si así lo consideran». «Hoy (por ayer), la comisión de trabajo se ha constituido con plena autonomía para plantear propuestas y para conseguir un refugio con garantías, como ejemplo de funcionamiento de aquello público», añadió Ros.

Actualmente, la capital de l'Horta Sud prorrogó por un año más el servicio de recogida de animales con una empresa ubicada en Vinaròs, que obliga a que tengan que recorrer la distancia de cerca de 150 kilómetros hasta llegar a su destino. Esto también implica que los propietarios de canes extraviados tengan que desplazarse hasta allí para recogerlos.

Más

Fotos

Vídeos