Torrent trata 1.500 pinos contra la procesionaria en zonas públicas

Un operario coloca trampas en un pino. / lp
Un operario coloca trampas en un pino. / lp

La empresa pública Nous Espais ofrece el servicio para particulares para evitar y controlar la plaga de estas orugas

ADA DASÍ TORRENT.

Con la llegada del buen tiempo crece el problema de la procesionaria, las orugas salen del capullo y bajan de los pinos, entrañando peligro tanto para animales de compañía como para las personas. En previsión, para evitar los accidentes, el Ayuntamiento de Torrent ha tratado cerca de 1.500 ejemplares de zonas públicas de la ciudad.

En los trabajos, se ha utilizado una maquina que se adquirió la temporada pasada y con la que se consiguieron doblar los resultados de árboles tratados, apostando por la tecnología automática en lugar de la manual. Las pruebas se realizaron en 2016, para introducir la endoterapia automática y se comprobó que se mejora la aplicación y la efectividad del tratamiento.

Además, desde la concejalía de Medio Ambiente se han utilizado unos productos «en los que se mejora también la salud de las especies tratadas», como matizan, y es más respetuosa con la salud de las personas y del medio ambiente.

Esta año, la empresa pública Nous Espais, también ofrece el tratamiento a particulares a precios públicos, para evitar la aparición de la oruga en parcelas privadas que puedan afectar al público en general. «La prevención de los propietarios también ayuda a reducir la presencia de estas orugas en los espacios públicos», advierten fuentes municipales. En 2016, un total de 111 personas particulares solicitaron este servicio, preocupados por prevenir los efectos nocivos de la plaga.

Los tratamientos también se realizan en los pinos de los centros educativos y parques públicos, donde hay más peligro para los niños y para los animales, ya que solo con tocar las orugas puede provocar urticaria y en el caso de los perros, incluso la muerte.

Fotos

Vídeos