Torrent sufre una docena de robos y otros asaltos fallidos en sólo cuatro días

Una imagen de Torrent, vista desde El Vedat. / lp
Una imagen de Torrent, vista desde El Vedat. / lp

La mayoría de los hechos delictivos registrados se produjeron por la tarde y de madrugada y concentrados en la zona de El Vedat

ADA DASÍ

torrent. En tan solo cuatro días, desde el viernes 29 de diciembre hasta el lunes día 1 de enero, Torrent ha sufrido una oleada de robos que ascienden a doce y otras tentativas que se han quedado solo en eso, además de un intento de ocupación de varios chalés en El Vedat, concretamente en la calle Micalet.

Solamente en la tarde del viernes, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico, ya se registraron tres sucesos de estas características en domicilios de esta urbanización y, por la noche, se dio otro aviso por robo en un inmueble de la calle Riu Ebre. Hechos similares se produjeron en una cafetería del casco urbano, donde unos desconocidos forzaron la puerta y se llevaron el dinero de la recaudación y una televisión.

DATOS

uViernes
Hasta tres robos se produjeron durante este día, dos en el núcleo urbano y un tercero en El Vedat.
uSábado
La noche del viernes al sábado fue la que más sucesos registró, incluido un intento de ocupación de viviendas.
uLunes
Después de Nochevieja, las intervenciones se centran en otro robo fallido en un domicilio y de pertenencias en un vehículo.

En la madrugada del sábado, el punto de mira de los ladrones se centró en el acuartelamiento militar, ubicado en la calle Escorial, de esta zona de la ciudad, donde fueron descubiertos y lograron escapar. Casi una hora después, se produjo un nuevo intento de robo con escalo en un domicilio de la calle Músico Joaquín Rodrigo, mientras los propietarios estaban en su interior, y otro suceso similar en una vivienda junto al cuartel, donde los ladrones se tomaron su tiempo y abrieron algunas latas de bebida que tomaron sin prisa en el inmueble. A las cuatro de la mañana del sábado seguían produciéndose hechos similares, con una tentativa de robo en un domicilio de la calle Juan Artal, con los propietarios dentro, quienes alertaron a la policía tras oír como forzaban la reja para entrar. Algo similar ocurrió en otro chalé de la calle Sol, donde saltó la alarma, al parecer, cuando intentaban forzar la puerta.

Por la tarde, los robos se sucedieron, esta vez en la avenida Al Vedat y se produjo un tirón a una anciana en la plaza de la Torre. A esto hay que añadir una tentativa de ocupación de chalés en la calle Micalet, que no llegó a materializarse.

El lunes continuaron sucesos similares con un robo en una vivienda de un núcleo diseminado, que aunque no se llevaron nada dejaron la propiedad revuelta, daños por tentativa de robo en otro domicilio del casco urbano y un robo en un vehículo aparcado en la vía pública del que hurtaron varias pertenencias.

Fuentes del Ayuntamiento consultadas por este periódico apuntan que se produjeron «cinco intentos de entrar a robar en domicilios pero que solo lo consiguieron en uno de ellos».

El año pasado por estas mismas fechas, la ciudad también sufrió una oleada de robos. En diciembre, los ladrones aprovecharon para desvalijar una veintena de casetas agrícolas, chalés, la cantera y un motor de agua de Morredondo, y en enero, una banda asaltó cerca de una treintena de casas en el camping la Pirámide, aprovechando el final de las fiestas navideñas.

Fotos

Vídeos