Torrent revive la fiesta centenaria de la Entrà de la Flor disparando 10.000 cohetes

Los tiradores acompañan la rama en flor en su traslado. / lp
Los tiradores acompañan la rama en flor en su traslado. / lp

Los clavarios y cofrades de la Virgen del Rosario cortan la primera rama de almendro cumpliendo con una tradición de más de 400 años

ADA DASÍ TORRENT.

La cofradía de la Virgen del Rosario revivió ayer el tradicional festejo de la Entrà de la Flor con el disparo de 10.000 cohetes a cargo de 60 personas que cuentan con la acreditación pertinente. A parte de la pólvora, esta fiesta, de origen pagano que anuncia la llegada de la primavera y datada en Torrent en el siglo XVII, tiene también un elemento religioso que ha ido consolidándose con el tiempo.

Los cofrades y clavarios se reunieron a primera hora de la mañana para cortar la primera rama de un almendro en flor, escogida cuidadosamente entre las más florecidas, y trasladarla hasta la ermita de San Luis Beltrán. La jornada se completó con un almuerzo en la conocida como 'Caseta del Rosari' en el que compartieron mesa con las autoridades locales.

Por la noche, y desafiando a la copiosa lluvia que caía, comenzó el ritual de la pólvora en el que los clavarios acompañaron la rama en procesión, haciendo sonar los cohetes, hasta la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se encuentra la imagen de la Virgen del Rosario. Una vez allí, se llevó a cabo la ofrenda, con una pequeña oración y el rezo del himno. Este año pudo más la devoción, que la lluvia que ajó un tanto el festejo.

A pesar de ello, este imprevisto no amilanó a los participantes y los actos se trasladaron a la calle Ramón y Cajal donde, en un recinto cerrado, más de medio centenar de tiradores dieron rienda suelta a la pólvora y acabaron de quemar los cohetes en la cordà, para celebrar simbólicamente el cambio de estación.

La Entrà de la Flor cuenta con una arraigada tradición que se remonta cuatro siglos atrás y que sigue manteniendo viva la cofradía de la Virgen del Rosario. Fue en 1606 cuando esta entidad empezó a ofrecer la primera rama de la almendro a la imagen como muestra del paso del invierno a la primavera. «Para nosotros es un honor y un orgullo seguir con este festejo con el que se le pide a la Virgen que proteja las cosechas», señala su presidente, José Ros.

Fotos

Vídeos