Torrent mejorará con 643.000 euros la seguridad y movilidad del polígono

Entre las medidas que recoge el proyecto se encuentra la instalación de una báscula municipal y crear un carril bici en la zona industrial

ADA DASÍ TORRENT.

El pleno del Ayuntamiento de Torrent aprobó en su última sesión el proyecto de mejoras destinadas al polígono industrial Mas del Jutge que se ha presentado ante el Instituto Valenciano de Competencia Empresarial (Ivace), por valor de 643.000 euros, con el fin de optar a las subvenciones para las áreas de inversiones. Según explicó el concejal de Hacienda y portavoz socialista, Andrés Campos, las iniciativas que se recogen «han sido planteadas por los empresarios» en la reuniones de la estrategia de desarrollo sostenible.

Campos señaló que de la cifra total, 291.000 euros se invertirán a lo largo de este año y los cerca de 354.000 restantes, serán para proyectos en 2019. Entre las iniciativas se encuentra la videovigilancia del polígono a través de cámaras conectadas con la Policía Local para incrementar la seguridad.

Además, se han previsto mejoras de movilidad y accesibilidad con la creación de un carril bici y la señalización. También se realizarán mejoras en las pasarelas peatonales de las calles Perellonet y San Luis Bertrán y en la misma línea, se incrementará la seguridad con el cambio de la barandilla de la pasarela que conecta con la calle Valencia.

Las inversiones previstas tendrán que realizarse a lo largo de este año y el siguiente

A todo esto se suman mejoras en la jardinería y en la zona verde de la calle Hort de Soriano, y se incrementará la seguridad en el cruce de Mas del Jutge con la calle Teixidors. Por otra parte se cambiarán las luminarias por tecnología led en el cruce con la calle Valencia, que no recogía el contrato del alumbrado público. Otros de los proyectos serán la instalación de paneles digitales informativos en la zona industrial y una báscula municipal.

Campos enumeró todas estas iniciativas durante la sesión plenaria y los grupos de la oposición le recriminaron que «no han participado en el proyecto» y que se les entregó un día antes del pleno, aunque aprobaron por unanimidad la propuesta presentada por el Ejecutivo socialista para poder optar a las subvenciones.

No obstante, Campos, aseguró que los proyectos que se recogen «han salido de las demandas de los empresarios en las reuniones de la Edusi» y que «solo hemos tenido 30 días para elaborarlos y presentarlos a la convocatoria», incluso llegó a pedir «disculpas» por la celeridad.

Por otra parte, Compromís, también echó en cara al equipo de Gobierno que la instalación de la báscula municipal todavía estuviera pendiente cuando se trata de «una enmienda que la formación presentó a los presupuestos de 2016» y para «lo que se dotó una partida presupuestaria de 50.000 euros», como señaló su portavoz, Pau Alabajos.

«Han pasado 27 meses y la báscula no está ni ubicada» y «queremos saber dónde están esos 50.000 euros que se presupuestaron», reclamó el edil. Además advirtió que «los acuerdos plenarios no pueden sustituirse por acuerdos de la junta de Gobierno».

A este respecto, el alcalde, Jesús Ros, contestó que el proyecto de la báscula «se encargó en su momento y llegó a redactarse los pliegos de condiciones» pero añadió que «se recibió una sugerencia de los agricultores para que la báscula también sirviera para camiones de mayor tonelaje». «Por ello, se ha tenido que encargar un nuevo pliego», recalcó.

En cuanto a la partida destinada para este fin, Ros señaló que los 50.000 euros «estarán reservados para ello o, en su lugar, habrán pasado a sumarse al superávit de ese ejercicio».

Más

Fotos

Vídeos