Torrent medirá los excesos de ruido de las actividades lúdicas en la vía pública

La junta de presidentes, en una imagen de archivo.
La junta de presidentes, en una imagen de archivo. / lp

La delegación de fiestas elabora un mapa de los niveles de contaminación acústica con sonómetros en las zonas que acogen más actos para reducir las quejas vecinales

DANIEL NAVARRO TORRENT.

El Ayuntamiento de Torrent, a través de la delegación de fiestas y cultura, está llevando a cabo la elaboración de un mapa sonoro de la localidad para poder medir los niveles de contaminación acústica de las actividades lúdicas, festivas y tradicionales que se llevan a cabo al aire libre.

Así lo anunció el edil de cultura y presidente de la Junta Local Fallera, Alfred Costa, en la última asamblea de presidentes de fallas, donde avanzó la intención del Consistorio de encargar estos servicios, tal y como ya hacen otras localidades como Castellón o Alicante, con el fin de que «tanto los organizadores como los vecinos puedan convivir, teniendo por primera vez en la historia la información sobre los focos sonoros, y de este modo adecuar todas estas actividades a los márgenes de sonidos que están establecidos por la ley».

Para ello, el Ayuntamiento pretende, a través de un organismo de control homologado, colocar sonómetros certificados en las principales calles y plazas del municipio que con frecuencia acogen este tipo de actos. En esta línea, el edil subrayó que las agrupaciones tienen que ser conscientes de «los condicionantes físicos y ambientales de cada entorno» y apuntó que «no se alcanzan los 90 decibelios con la misma facilidad en la plaza Mayor, como en la calle de San Pedro, y las molestias a los residentes no son las mismas».

Asimismo, Costa recordó que «precisamente las quejas se multiplican en verano, porque la gente abre las ventanas por las noches, y con estas inspecciones se puede acreditar los parámetros de volumen alcanzados en cada actividad, y si los organizadores cumplen la ley, el Ejecutivo estará con ellos para respaldarles y acreditar que no se han superado los límites de sonido permitidos».

Además, el representante añadió que estos sonómetros «no podrán ser manipulados» y explicó que «los vecinos afectados por cada evento pueden solicitar el cumplimiento de los mismos; lo que también asegura a los organizadores la legalidad de la cita al disponer de la documentación preceptiva frente a valoraciones subjetivas o aleatorias».

El representante detalló que «ya se han elaborado mediciones en un certamen de bandas de cornetas y tambores, varias verbenas en vía pública, espectáculos de animación infantil matinal o en las cenas de 'germanor' y está previsto medir también muchas de las actividades organizadas por el propio Ayuntamiento con el fin de establecer el perímetro de acción sonora de este nuevo mapa».

Lo que sí descartó el edil es que estas mediciones se vayan a llevar a cabo dentro de los casales falleros y recordó que «de acuerdo con el Plan de Ordenación Urbana está prohibida desde hace muchos años cualquier tipo de ambientación musical en las sedes festeras, a pesar de que estas hayan sido debidamente acondicionadas».

Fotos

Vídeos