Torrent instalará una plataforma para mejorar el acceso al ayuntamiento

A. DASÍ

torrent. Una plataforma elevadora mejorará la accesibilidad del Ayuntamiento de Torrent para las personas que utilizan silla de ruedas y que permitirá salvar las escaleras y la rampa, con demasiada pendiente, que existen actualmente. No obstante, esta última se dejará para facilitar el acceso a los carritos de bebé que no tienen los mismos problemas que los usuarios de silla de ruedas.

Esta es una más de las iniciativas que desarrollará próximamente el Consistorio torrentino en materia de accesibilidad y que la concejala de Desarrollo Sostenible, Inma Amat, presentó a la Asociación para la Integración de Discapacitados de Torrent (Asidit).

En concreto, los proyectos, pendientes ahora de licitación consisten en la accesibilidad de las aceras de la Fuente de las Ranas, la instalación de este elemento en las dependencias del Ayuntamiento y la mejora de la accesibilidad de las oficinas de Bienestar Social de la calle Santo Domingo.

La Fuente de las Ranas, por su parte, es uno de los cruces más transitados y de mayores problemas de accesibilidad por su estrecha acera alrededor de la fuente y por la inexistencia de los rebajes suficientes, así como el elevado bordillo. En este enclave se ejecutarán las obras de ampliación del espacio transitable y accesible sin poner en peligro la seguridad de los viandantes.

El edificio municipal de Bienestar Social es también una de las dependencias más transitadas. En este caso, además de la instalación de una rampa de acceso desde la calle, se cambiará el ascensor existente por uno más amplio que facilite que las personas con movilidad reducida puedan utilizarlo sin problemas.

Con estas tres nuevas iniciativas, el Ayuntamiento responde a las demandas que le trasladó a finales del año pasado la Asociación para la Integración de Discapacitados de Torrent. La entidad organizó una salida en silla de ruedas para que los concejales de la corporación probaran en sus propias carnes los problemas a los que se enfrentan a diario. Uno de ellos fue la rampa, demasiado empinada, para entrar al Ayuntamiento, además de los bordillos altos de los pasos de cebra.

Fotos

Vídeos