Torrent inicia los trabajos para reforestar la Serra Perenxisa con 10.500 nuevos árboles

Los trabajos de replantación en la zona afectada por el incendio. / lp
Los trabajos de replantación en la zona afectada por el incendio. / lp

El Ayuntamiento adjudica estas actuaciones para repoblar las áreas más afectadas por el incendio y el avance del tomicus

ADA DASÍ TORRENT.

Después de la escasa lluvia que ha caído en estos últimos días y aprovechando la humedad del terreno, la empresa adjudicataria de los trabajos de reforestación de la Serra Perenxisa ha iniciado la plantación de los nuevos ejemplares que sustituirán a los pinos quemados tras el incendio de 2014 y los ejemplares afectados por la plaga de tomicus.

En total se ha previsto repoblar el paraje natural con 10.500 plantones de 50 centímetros de las especies de pino, encina, madroño y palmito. Cada uno de ellos, en la zona más acorde con sus características, dependiendo de la orografía del terreno, por ejemplo si es un lugar de sombra o más húmedo, para garantizar su supervivencia y crecimiento en las mejores condiciones. Además, con esta mayor diversidad se fortalece el ecosistema.

La empresa adjudicataria de estos trabajos, que se licitaron por un importe final de 85.000 euros, comenzó las tareas sobre el terreno a principios del mes de noviembre. Para ello, el paraje se ha dividido en dos áreas, la afectada por el incendio que suma 12 hectáreas, y una segunda afectada por el tomicus. Los operarios estuvieron trabajando para asegurar la estabilidad de la tierra y crear franjas de amortiguación con los troncos de los árboles quemados que evitarán la erosión hídrica del terreno por las escorrentías de agua de lluvia.

La concejala de Medio Ambiente, Inma Amat, señala que, de esta manera, «se evita y se reduce la erosión y al mismo tiempo se crea un soporte que permita la existencia de una cubierta vegetal y mediante la recuperación de ésta, los pinos tendrán un suelo donde crecer».

Una vez concluidas estas actuaciones, se han comenzado a plantar los nuevos ejemplares, siguiendo los criterios marcados en el plan de reforestación, en las zonas donde no se conseguiría de forma natural por la falta de regeneración del Pinus halepensis Mill, que es la especie predominante.

Los plantones se han protegido de la fauna con un tubo protector cilíndrico de doble capa que se mantendrá unos cinco años. También, para lograr que las raíces arraiguen, se ha colocado una sustancia llamada Hidrogel, que retiene la humedad y permite que el plantón disponga del agua suficiente para su correcto crecimiento.

Se ha optado por plantación en vez de la siembra a pesar de que en un principio los costes son algo mayores, porque hay más probabilidades de arraigo, y son más resistentes a las heladas, sequías, y a la fauna silvestre. Además, se gana tiempo, la ocupación más rápida y regular del terreno y hay un menor coste de cuidados culturales, y menor riesgo de plagas y enfermedades, como se señala en el informe sobre el estado del paraje natural.

En este documento de diagnóstico, se califica el incendio de abril de 2014 como «poco grave» aunque aconseja actuar y conseguir una masa forestal adulta, en los puntos débiles, con el objetivo de fortalecer estos ecosistemas frente a otros posibles incendios y que en un futuro se puedan recuperar de forma natural.

Y es que en estos tres años, el paraje de la Serra Perenxisa ha ido recuperándose de forma natural y en algunas zonas, no será preciso intervenir porque algunas de las especies como las carrascas han rebrotado. La concejala del área, Inma Amat destacó el hecho de que «haya tenido un buen proceso de recuperación natural ya que se aprecian pinos y carrascas que han nacido». Este también es la caso de la Microrreserva de Flora, donde sus tres especies, soportaron los efectos del fuego y se han extendido más allá de sus límites.

El otro grave problema que ha sufrido en estos últimos años este pulmón verde torrentino ha sido la plaga del tomicus que llegó a afectar a más de dos millares de pinos que han ido retirándose para frenar la expansión del insecto. Además, se colocan periódicamente trampas repartidas por la zona para evitar su proliferación y los efectos devastadores que provoca en los pinos hasta matarlos.

Más

Fotos

Vídeos