Torrent finaliza las obras para llevar el agua potable a la zona de El Pantano

La zona, tras la intervención de conexión.
La zona, tras la intervención de conexión. / lp

Los operarios de Aïgues de l'Horta terminan las tareas de conexión de la red del polígono Mas del Jutge con la urbanización y realizan ahora la adecuación de los viales

DANIEL NAVARRO TORRENT.

Los residentes de las más de 200 viviendas que conforman la urbanización de El Pantano de Torrent ya cuentan con un suministro de agua potable desde la semana pasada, después de que la empresa municipal Aigües de l'Horta finalizara los trabajos para realizar la última de las conexiones prevista en esta zona residencial con la red de agua municipal del polígono industrial Mas del Jutge.

La actuación se ha llevado a cabo en menos de un mes, ya que los operarios empezaron a trabajar a finales de julio. Sin embargo, los vecinos ya reciben un suministro desde el pasado día 21, por lo que finalmente se han logrado acortar los plazos de ejecución que se estimaban inicialmente, que eran de un mes, salvo imprevistos.

En concreto, la longitud de la tubería empleada para la conexión se ha incrementado en 115 metros hasta que se han encontrado tuberías de suficiente sección en los ramales de distribución para poder garantizar en todos los puntos de esta urbanización un servicio adecuado en condiciones de caudal y presión.

Por ese motivo, se ha prolongado el entronque hasta la calle Badajoz y se ha realizado el desvío de un tramo que discurría por una parcela privada del anterior suministrador de agua del Pantano, cuya existencia se desconocía.

A pesar de que la ejecución de la canalización ya se ha llevado a cabo, los operarios de la empresa mixta están haciendo en estos momentos los remates finales de la actuación, entre los que se encuentran la recomposición de los pavimentos de las aceras y viales que se han tenido que levantar para llevar a cabo las obras.

Desde la empresa mixta ya han comunicado esta circunstancia a Sanidad para que incluyan la zona del Pantano dentro de la área de abastecimiento de Torrent y califiquen el agua de la urbanización como «agua apta para el consumo humano».

La actuación supone una inversión total de 900.000 euros, a pesar de que hasta el momento solo se ha llevado a cabo del proyecto que asume el Consistorio con un coste aproximado de 50.000 euros.

El proyecto global, con un plazo de ejecución de seis meses, contempla la renovación de toda la red de suministro, con la colocación de cuatro kilómetros de tuberías que empalmarán con las acometidas correspondientes a las parcelas de la urbanización, que tendrán que sufragar cada propietario. Además, prevé la instalación de cuatro nuevas bocas de incendio, que incrementarán la seguridad frente a cualquier conato, dada la vegetación del barranco de Horteta.

La intervención supone una mejora significativa en el servicio, a pesar de haber despertado críticas entre los residentes por el hecho de tener que sufragar parte del proyecto a través de los recibos. No obstante, acabará con un problema histórico es este núcleo residencial que evitará los cortes de agua habituales que se daban en la zona, a veces incluso de semanas, ya que hasta ahora el agua era suministrada por un pozo privado. Además, también se termina con el riesgo que ha habido derivado del exceso de nitratos, medidos por la propia asociación vecinal.

Fotos

Vídeos