Torrent exigirá a la adjudicataria de Parc Central mejoras en las instalaciones

La puerta principal de la ciudad deportiva Parc Central. / lp
La puerta principal de la ciudad deportiva Parc Central. / lp

El pleno aprueba una moción de Guanyant en la que se recoge que en caso de incumplimiento se abra un expediente sancionador

ADA DASÍ TORRENT.

Los grupos de la oposición de Torrent aprobaron una moción en el pleno ordinario del mes de marzo por la que el Ayuntamiento está obligado a exigir a la empresa que gestiona la ciudad deportiva de Parc Central la mejora de las instalaciones. En el caso de que no se solucionen los problemas existentes como el agua caliente en las duchas, saunas y baño turco o la mejora de la limpieza en las instalaciones, entre otras cuestiones, se abrirá un expediente sancionador a la mercantil, como se recoge en la moción, y como último recurso la remunicipalización del complejo.

Tanto Guanyant como Compromís, defendieron la gestión pública de las instalaciones para «garantizar la calidad del servicio» y el otro punto en el que coincidieron el resto de grupos fue las «quejas de los usuarios» que «todos hemos oído», como aseguró la portavoz popular, Amparo Folgado.

En la defensa de la propuesta, el portavoz de Guanyant, señaló que fue precisamente la visita a la instalaciones lo que le hizo plantearse presentar la moción y que en el informe recibido por parte del Consistorio sobre el estado actual del complejo, «no se hace referencia a la limpieza deficiente ni plantea soluciones a los problemas del agua caliente en las duchas». «El servicio público que se ofrece no es el adecuado y los usuarios no están contentos», sentenció.

«Las obras en el complejo son un peligro constante y nosotros hemos entrado a lugares que no eran practicables sin que nadie nos advirtiera», añadió Santonja. Por su parte, Folgado, no quiso entrar en polémicas políticas pero precisó que «apoyaremos al equipo de Gobierno siempre que se trate de exigir a la adjudicataria que cumpla con las condiciones del contrato».

Por su parte, el concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos, enumeró las mejoras que ya se han realizado y las que están previstas en una segunda fase, como por ejemplo, que «se ha cambiado la red perimetral y los aljibes para regar los campos de fútbol porque habían informes de Sanidad que no lo permitían desde 2011», entre otras muchas mejoras.

Campos explicó que «cuando llegamos la deuda de la empresa con el Ayuntamiento ascendía 840.000 euros, actualmente se han compensado 350.000 con obras y existe un aval de 250.000 euros. La segunda fase, pendiente de ejecutar asciende a 300.000 euros más y hay pendientes 140.000 euros para facturar». «El pago de la deuda está garantizado», puntualizó, «mientras que otros municipios como Gandía o Benetússer siguen con sus piscinas cerradas y en litigios» y aseguró que «seguiremos velando porque los usuarios tengan el mejor servicio y sabemos que se tiene que seguir trabajando», aunque los socialistas se abstuvieron en la votación.

Fotos

Vídeos