Torrent dobla la inversión en el complejo de La Cotxera para reabrirla

La fachada de La Cotxera, hace unas semanas. / lp
La fachada de La Cotxera, hace unas semanas. / lp

Las obras tenían un coste inicial de 95.000 euros, según una auditoría, que se han convertido en 200.000 para solucionar nuevos problemas

ADA DASÍ TORRENT.

Las obras del complejo deportivo de La Cotxera han disparado su presupuesto y ha pasado de un coste inicial de 95.000 euros, reflejados en una auditoría elaborada por una empresa externa, a cerca de 200.000 para poder reabrir sus puertas en un plazo máximo de 45 días, tal y como anunció el concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos.

Campos explicó que se ha realizado «un trabajo importante» porque «debido a la falta de mantenimiento continuado, habían mucho que hacer», como por ejemplo, cambiar estructuras oxidadas, poner a punto la maquinaria que estaba parada, así como el ascensor, entre otras cuestiones. El presupuesto se ha incrementado después de que se descubriera que en la fachada, con cámara de aire, había óxido debido a la condensación, lo que ha obligado a cambiarla y a colocar unos nuevos vinilos. Ahora se están ultimando detalles como el suministro de gas y la señalización.

Las instalaciones se cerraron hace dos años, después de que la empresa adjudicataria del servicio abandonara su gestión sin previo aviso. Entonces, se inició una proceso administrativo para liquidar el contrato y que el complejo pasara de nuevo a manos municipales.

Este incremento en la inversión inicial, que ha salido de las arcas municipales, será difícil de recuperar, ya que la empresa se encuentra actualmente en concurso de acreedores, entre los que está también el Ayuntamiento de Torrent. No obstante, el Consistorio recuperó el aval que la adjudicataria depositó a la hora de asumir la gerencia del complejo.

Por otra parte, el Ayuntamiento, a través de la Fundación Deportiva Municipal (FDM), sacó a concurso la gestión de las actividades que se desarrollaran en el complejo por valor de 120.000 euros anuales, por un plazo de dos años. Una vez ya adjudicados a la empresa, el contrato se encuentra en fase de alegaciones por lo que, como avanzó Campos, «es posible que podamos reabrir en un plazo de entre 30 o 45 días».

En torno a la apertura, una de las cuestiones que plantean los usuarios que tenían pagados sus abonos anuales o cursillos por adelantado cuando cerró el complejo, es si podrán hacer uso del mismo sin tener que volver a pagar la cantidad, tal y como aseguró en su día el equipo de Gobierno.

En este sentido, el Síndic de Greugues, remitió una recomendación hace unas semanas al Ayuntamiento para que devolviera el dinero a aquellos abonados que no habían aceptado la oferta de trasladarse al complejo deportivo Parc Central tras el cierre de La Cotxera.

Presupuesto

En otro orden de cosas, el concejal de Gestión de Recursos, avanzó que el equipo de Gobierno «no ha tirado la toalla» para la aprobación del presupuesto de este año que sigue su proceso. En estos momentos, el Ejecutivo ha estudiado las enmiendas presentadas por los diferentes grupos y, en breve, las entregará a cada uno de ellos.

«Hemos ido más allá y hemos contestado tanto de forma técnica como política las alegaciones», añadió, «esta semana las entregaremos y empezaremos de nuevo las conversaciones». También remarcó que «hay cosas que pueden resolverse en una mesa y podemos encontrar puntos comunes para que puedan salir adelante los proyectos, aunque saldrán igual».

Campos adelantó que «hemos aprobado la enmienda del PP referente a la rebaja del IBI, que entrará en vigor en 2019 porque este año ya no es posible». El edil también destacó que se ha realizado un informe sobre la proporción del cumplimiento del pacto de investidura firmado entre los socialistas, Guanyem y Compromís y que le dio la alcaldía a Jesús Ros, «con un alto porcentaje», aunque no precisó cuál.

Fotos

Vídeos