Torrent congrega a miles de vecinos y visitantes en sus fiestas patronales

Los representantes de la fiesta de Moros y Cristianos junto al alcalde, Jesús Ros, y el concejal, Alfred Costa, en el Pregón. / lp

La actuación de Angy llena la plaza de la Libertad con cerca de 3.500 personas y el Pregón abre los festejos de Moros y Cristianos

ADA DASÍ TORRENT.

Torrent se convirtió este fin de semana en más capital de la comarca que nunca con la celebración del ecuador de sus fiestas patronales. La ciudad fue el centro de atención con la actuación estelar de Angy y su banda el pasado sábado que congregó a cerca de 3.500 personas en la plaza de la Libertad. El público, en su mayor parte familiar, coreó el repertorio de la cantante y la joven artista se volcó con los espectadores que la despidieron con una gran ovación.

Mientras, el Ágora de Parc Central acogía la segunda jornada del Rockejat que entre los dos días de música en directo gratuita aglutinó a cerca de 10.000 personas. El cartel, diseñado por los grupos musicales locales, apostó por bandas ya consolidadas «lo que ha permitido ampliar el target de público que se acercó al evento», tal y como destaca el concejal de Fiestas, Alfred Costa.

El edil señala que este año se ha conseguido disminuir el número de incidencias relacionadas con el festival. «Hemos acordonado la zona para aparcar para evitar el botellón», destaca. «En 2015, se registraron 90 incidencias, frente a las 40 de 2016 y este año han sido 12 el viernes, tres de ellas por caídas, y cuatro el sábado, ninguna de gravedad», comenta.

Costa también resalta el éxito que está teniendo la Gastrofira, que sirve de complemento a la feria de atracciones y que atrae, de igual forma, al público familiar. «Es una oferta musical y lúdica alternativa que está teniendo mucho éxito», matiza el concejal.

El domingo, la plaza de la Libertad volvió a llenarse con Yunke, el mago, en una noche donde las sorpresas se sucedieron en cada uno de los trucos que realizó. La magia brilló en esta actuación, en la que el artista hizo partícipe tanto a niños como mayores que colaboraron con él y su ayudante a lo largo de toda la noche en un espectáculo divertido, cómico e intrigante ante una abarrotada plaza.

«Hemos tenido dos fines de semana repletos de actos, el primero de ellos dedicado a las tradiciones, este segundo de grandes espectáculos, conciertos y folklore y ahora llega el viaducto festero que completarán los actos de los Moros y Cristianos y la parte litúrgica de la fiesta», destaca el edil. Costa advierte que ahora «el epicentro se traslada al casco antiguo» con las Trabucàs y los Parlaments que, este año, cobran una mayor relevancia, en manos del grupo de teatro amateur de la Federación de Moros y Cristianos (FMCT), para otorgarle un mayor carácter histórico.

Precisamente ayer, el Pregón y la Ofrenda a los Santos de la Piedra, Abdón y Senén, abrieron los festejos de los Moros y Cristianos que seguirán hoy con la primera Trabucà. Las 12 filaes y las 12 comparsas se dieron cita en la parroquia de la Asunción para este simbólico acto con el que se honra a los patrones de la ciudad.

El acto estuvo presidido por los capitanes moro, Vicent Simó, y cristiano, Vicent Burguera, y las alférez, Concha Gallardo y Patricia López. Tras la liturgia comenzó el pregón desde la calle Giner hasta el centro de mayores de Santa Elena, donde desfilaron ante sus usuarios.

Hoy, a las siete de la tarde, filaes y comparsas harán sonar la pólvora por las calles para medir sus fuerzas en la conquista de la Torre. Cada bando llegará a la explanada por una parte diferente de la ciudad y se celebrarán los Parlaments que este año tiene una especial expectación. Moros y Cristianos lucharán por la edificación que quedará en manos moras hasta el jueves, con la segunda Trabucà.

Mañana, no habrá tregua, y los dos bandos continuarán los actos con la Entraeta Infantil que cada año se supera en vistosidad para mostrar el arte de desfilar de los componentes más jóvenes de filaes y comparsas. El jueves la pólvora volverá a la carga de nuevo con el segundo parlamento.

La federación ha preparado a los trabuqueros con un curso sobre la nueva legislación en cuanto a la pólvora que convierten a Torrent en la primera ciudad que se adapta a la normativa para tener unos festejos más seguros.

El sábado se desvelará el secreto mejor guardado con la Gran Entrada que cuenta con la denominación de Bien de Relevancia Local y en la que participan alrededor de 5.000 personas entre boatos y comparsas y que es seguida por 20.000 espectadores cada año.

Las capitanías esperan este día para hacer vibrar al público con fastuosos boatos y un desfile que preparan durante todo un año y que guardan con máximo recelo para este gran evento.

Mientras, las fiestas patronales continúan de forma paralela a los festejos de Moros y Cristianos con musicales, la final del trofeo de Pilota y espectáculos infantiles. El colofón final será el domingo con la procesión en honor a los Santos de la Piedra y un castillo de fuegos artificiales que pondrá punto y final a las fiestas de este año.

Fotos

Vídeos